Viernes, 19 Julio 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

El Supremo rechaza la querella contra el rey Emérito. Un Borbón puede delinquir sin ser juzgado

PUBLICADO EL Viernes, 19 Abril 2019 12:15 Escrito por
El rey Emérito con una de sus furcias pagadas por todos los españoles El rey Emérito con una de sus furcias pagadas por todos los españoles

 

 

En España la justicia es igual para todos

(Juan  Carlos de Borbón)

 

El Tribunal Supremo se niega a admitir la querella contra el anterior jefe del Estado, Juan Carlos de Borbón, y contra otros siete acusados más, por la supuesta comisión de ¡13 delitos! entre los que cabe destacar el de cohecho, delito contra la Hacienda Pública, administración desleal, fraude y exacciones ilegales, tráfico de influencias, constitución de grupo criminal, blanqueo de capitales, encubrimiento, amenazas de muerte condicionales, descubrimiento y revelación de secretos, omisión del deber de perseguir delitos o corrupción entre particulares... etc.

Los querellantes han comunicado su intención de “recurrir de inmediato” ante el propio Tribunal Supremo “hasta llegar luego donde haga falta” por el archivo de la querella hecho público esta semana por la Sala Segunda del Alto Tribunal, a través de un auto del que ha sido ponente el magistrado y presidente de la Sala, Manuel Marchena Gómez.

Ya podemos adelantarle que el recorrido judicial que tendrá la querella es nulo: “En España la justicia es igual para todos” –decía El Emérito, aunque le faltaba añadir… “excepto para los borbones”.

El Tribuna alega para justificar la inadmisión de la querella que los hechos denunciados ya fueron investigados en la Audiencia Nacional y se archivaron por “falta de indicios de criminalidad”, en relación a la quinta pieza separada del denominado “caso Villarejo” que se instruye en esta instancia judicial.

Para los querellantes “el auto -del que es ponente Marchena- indica que no hay indicios suficientes para poder investigar, pero en ningún momento señala qué razonamientos concretos utiliza para descartar las múltiples pruebas e indicios que aportamos en nuestro escrito”.

Dado la ausencia del más mínimo análisis racional de los documentos y audios aportados, y de su evidente valor probatorio -señalan-, consideramos que este auto vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva, toda vez que carece de motivación para comprender las razones del archivo”.

Los cinco magistrados del Supremo pretenden enterrar definitivamente la querella sin detenerse en argumentos; ¿para qué? ¿No resulta bastante argumento que el querellado sea el Rey Emérito?

Según los querellantes “resulta muy triste comprobar, aunque en modo alguno nos sorprendente, que a través de este auto de archivo el Tribunal Supremo rechace investigar realmente hechos de indudable gravedad. Es lamentable que demuestre con estas formas su sumisión al poder económico y político de este país, situándose de forma consciente como un anclaje más en el sistema de protección a una monarquía cada vez más puesta en duda”.

Los querellantes han reiterado que “agotaremos sin dudarlo todas las vías de recurso a nuestro alcance”, resaltando que “pese al reiterado criterio manifestado por el Ministerio Fiscal, la Sala del Supremo no hace consideración alguna sobre la aplicación en este caso de la ‘inviolabilidad’ del rey, a la que se refiere el artículo 56.3 de la Constitución. Entendemos que cabe razonar que la tan manida cuestión de la ‘inviolabilidad’ no es de aplicación, por lo menos, a los casos en los que el rey haya abdicado”.

Comenta esta noticia