Lunes, 18 Marzo 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

El exjefe de los Mozos Trapero: un chulo que ya habla español

PUBLICADO EL Domingo, 17 Marzo 2019 09:26 Escrito por
Trapero, un imbécil y su "Alta Traición a la patria" Trapero, un imbécil y su "Alta Traición a la patria"

 

 

Nota de la dirección general del GRUPO Tribuna de España:

Existen personajes en la política española que parecen extraídos de una novela de Fernando Vizcaino Casas, que producirían risa, si no fuera por el gravísmo daño que estos imbéciles, ¡con mando en plaza!, puede llegar a hacer a una nación: un daño, algunas veces, absolutamente irreparable para la historia de España.

Este es el caso del que fuera Mayor de los Mozos de Escuadra, Trapero, un traidor a España que debería pasar el resto de sus días en una prisión por alta traición a la patria". Por eso, el artículo de uno de nuestros mejores columnistas, Ramiro Grau Morancho, no sólo es apropiado sino necesario. Porque el día a día hace que nos olvidemos de individuos como este Trapero, un malnacido que, en otros tiempos, no sin falta de justicia hubiera acabado ante un pelotón de ejecución.

 

 

 

Chulo, prepotente, arrogante…, e ignorante, pues son “cualidades” que suelen andar parejas.

Veo al ex mayor de los mozos declarando en el Tribunal Supremo, y parece que habla un español correcto, como no podía ser menos.

¡Este es el chulo que pretendía que los periodistas extranjeros le preguntasen en la “lengua del imperio”, es decir, en catalán!

Es lo que pasa con los catalanes y adosados como él, que de tanto mirarse al ombligo se creen que Cataluña es el centro del mundo, que Cristóbal Colón nació allí, que Cervantes era catalán, por supuesto, y que aunque Miguel Servet nació en Villanueva de Sigena, esa villa pertenece a la zona de Aragón que ellos llaman “la franja”, y por lo tanto, también era catalán. ¡Y se quedan tan anchos!

El problema de los tontos, y de los ignorantes, es que al final se creen sus propias mentiras.

Y si ello te supone ascender meteóricamente, pasando por encima de Comisarios mucho mejor y más preparados que él, y entrar a formar parte del círculo íntimo de amigos de Puigdemont, pues miel sobre hojuelas…

Me ha sorprendido mucho, la verdad, leer hoy en la prensa digital –que es la única que veo, ahora que no nos lee nadie-, que ni la Fiscalía ni la Abogacía del Estado habían citado al ex Mayor (pero al que se le ha conservado el sueldo, parece ser) como testigo. ¡Acojonante! No tengo palabras.

Por lo visto él solo pasaba por allí.

Vamos, que no tenía ni idea del despliegue de los Mozos –o más bien del acuartelamiento del cuerpo-, de su total pasividad, por no decir traición a la guardia civil y policía nacional, que se batieron el cobre como cosacos, y a los que quiero agradecer públicamente su gran labor, cumpliendo las órdenes judiciales, etc.

¿Quién dio “instrucciones” a la fiscalía, y órdenes a la abogacía del estado, y sometidos al principio jerárquico de la autoridad, de no llamar a declarar al Mayor Trapero…?

Hasta un fiscal sustituto hubiera citado a dicho individuo, para que diera claras explicaciones de su no hacer, a quien obedeció realmente, si a la Autoridad Judicial o a los políticos separatistas de la Generalidad (aunque los hechos son tozudos, y está más claro que el agua), etc.

En definitiva, se ha pretendido deshinchar el proceso, quitarle importancia, no enjuiciar la traición de los mandos de los mozos, y digámoslo claramente, del propio Cuerpo.

Ramiro Grau Morancho

Jurista y escritor.

NAVEGANDO CONTRACORRIENTE

www.ramirograumorancho.com

Comenta esta noticia