Jueves, 25 Abril 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

El crimen de Reús también obra de un extranjero. No es violencia machista: es violencia inmigrante

PUBLICADO EL Viernes, 01 Febrero 2019 19:02 Escrito por
Amigas de la asesinada se manifiestan contra el machismo español con los coleres LGTBI. Y el asesino era otro extranjero y nada tuvo que ver con la homofobia Amigas de la asesinada se manifiestan contra el machismo español con los coleres LGTBI. Y el asesino era otro extranjero y nada tuvo que ver con la homofobia

 

 

¡Basta ya de adoctrinamiento de "la prensa del sistema" y de la ideología de género!. El aumento exponencial de muertes de mujeres a lo largo del primer mes del año, NO es violencia machista: es violencia inmigrante.

El último caso del que hemos tenido conocimiento por la repetición machacona en los telediarios de "lo malo que somos todos los varones de España que llevamos, potencialmente, un maltratador y un asesino escondido en nuestro ADN" es la decapitación de una niña de solo 17 años, a manos de un hombre en Reus

Todas las locas del ¡Abajo el heteropatriarcado! se echan a la calle y nunca falta alguna que otra pancarta en contra de la islamofobia y la xenofobia.

¡Coño, pero la mayoría de los asesinatos son cometidos por musulmanes, y TODOS por ciudadanos extranjeros.

La niña se llamaba Kelly y Mauricio era su primer novio.

Mauricio, de 19 años, era un dominicano traficante y adicto a todas las sustancias estupefaccientes.

Anteayer, miércoles, después de meterle una brutal paliza, Mauricio la degollaba y después se suicidaba lanzándose por el balcón.

Así una y otra, y otra, y otra y la siguiente... todas las víctimas mujeres -en lo que va de año- han sido asesinadas por individuos de otras nacionalidades y otras culturas. O, mejor dicho, subculturas...

¿Por qué "la prensa del sistema" omite la nacionalidad de los asesinos?

¿Por qué el Régimen del 78 se empeña en -que hasta los propios hombres- acabemos aceptando esa gilipollez de la "masculinidad tóxica"?

Coger el toro por los cuernos es asumir que la inmigración que llega a España no lo hace de países del primer mundo, sino del segundo y del tercero, donde están varios escalones por debajo en la Teoría de la Evolución y donde las mujeres son tratadas como mera mercancía.

Y en poner puertas a estos inmigrantes que violan y asesinan a nuestras mujeres.

¿Qué pintan las amigas y compañeras de instituto de la víctima de un asesino extranjero, manifestándose contra el machismo español y con los colores del colectivo LGTBI? ¿Por qué no lo hacían con pancartas en contra de la inmigración (si quieren de la inmigración masculina, pero de la inmigración)?

Si no ha sido un español quien la ha matado, ni tampoco se ha tratado de un acto de homofobia ¿Qué narices pintan los colorcitos LGTBI?

El caso es seguir haciendo el ovillo cada día más gordo: hasta que acabe por reventar. 

 

 

 

Comenta esta noticia