Domingo, 25 Agosto 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

El coronel Franco: un estafador que ni es patriota, ni coronel, ni Templario

PUBLICADO EL Domingo, 29 Julio 2018 08:53 Escrito por

Desgraciadamente el social patriotismo vive al margen de cualquier ayuda o subvención institucional de ningún tipo; y no por carecer de representación parlamentaria porque son muchísimos los colectivos de extrema izquierda que son generosamente subvencionados y que obtienen cesión de locales por parte de ayuntamientos, universidades, comunidades autónomas y desde el propio gobierno de España. Por el contrario no hay un solo euro para todo lo que representa auténtica oposición al sistema, ya sean partidos políticos o la mismísima Fundación José Antonio ¿Por qué la fundación Pablo Iglesias tiene que estar subvencionada y la Fundación José Antonio no recibir ni un euro?

 

Esto bien lo sabemos, también en los poquísimos periódicos patriotas que existen en el mercado. Cualquier diario digital que no supera las lecturas de un número de amiguetes de guasap tiene propaganda institucional de ayuntamientos, consejerías de cultura y campañas en favor de la ideología de género. El precio de la independencia y del patriotismo es estar condenados a la pobreza.

De ahí que, en muchas ocasiones, los patriotas nos veamos obligados a pedir donaciones altruistas de camaradas. Para pagar la fianza de patriotas detenidos en Cataluña, para subvencionar la salida de una publicación o incluso –como ha sido el caso de nuestro director, Josele Sánchez- hasta para pagar su salida de España hacia el exilio y, posteriormente, para poder reunirle con su mujer; en un exilio al que le ha llevado su auténtico compromiso con la verdad y la justicia, el no arrodillarme ante nadie que no sea Dios y su comprometido amor a la patria.

 

Por eso no dejaremos de denunciar a estos canallas.

 

Por eso consideramos especialmente denunciables a quienes, aprovechándose de la buena voluntad de miles de patriotas extendidos a lo largo y ancho de toda la vieja Piel de Toro, viven de mentir, de enamorar a mujeres, de hacerse pasar por militares en situación desesperada…

 

Ya en La Tribuna de Cartagena desenmascaramos a un estafador de mujeres que no entendemos cómo lleva décadas viviendo de estafar a viudas, divorciadas y solteras del ámbito patriota y que puede seguir moviéndose impunemente por internet (en Facebook tiene el grupo Pedro Saiz Arriba España!), un supuesto General del Ejército del Aire donde nunca pasó de Cabo Primero.

 

Nuestro periódico asociado, La Tribuna de Cartagena ha destapado otro caso similar, el del pobre Coronel Franco, un coronel a veces de La Legión y a veces de la Brigada Paracaidista que dejó sordo a su propio hijo de una paliza y que vive de pegar el sablazo a todo patriota que se cruza en su camino.

 

 

La Tribuna de Cartagena comenzó denunciando a este individuo como un presunto estafador. Gracias a nuestra publicación, más víctimas salieron del armario.

 

Ahora incluso se le acusa de ser un supuesto maltratador. Un peligro para la sociedad. Un peligro que –según dicen- hoy pasea por las calles de Cartagena.

 

Hace escasos días una persona se puso en contacto con La Tribuna de Cartagena. Conocía al estafador de Facebook. Quería contar su caso. Su sorprendente caso. Nos pusimos en contaxto con ella...y la sorpresa fue cuando señaló que "era su expareja".

A continuación los lectores podrán leer la sorprendente historia de este hombre. Ojo, siempre según su expareja, M.R.S., con la que convivió cuatro años y a la que le hizo la vida imposible. Estafa, amenazas y al final, malos tratos.

 

"Conocí a Isidro Franco cuando trabajaba en la empresa familiar de alfombras de su padre. Era un noviazgo raro, pero un noviazgo. Trabajaba en la tienda familiar de sus padres y así nos conocimos. Todo se comenzó a torcer cuando fue a la quiebra", empezó contando.

 

Esto fue en el año 2013. Empieza así un noviazgo, por llamarlo de alguna manera, de manipulación y engaños que dura hasta el 17 de abril de 2017, fecha en la que M.R.S. rompe definitivamente la relación tras ver como Isidro se vuelve cada vez más loco tras ser desahuciado. "Siempre tuve mis dudas, pero lo quería. Es lo típico, quieres creer que todo va bien y que son ideas infundadas, pero era una persona de mucho cuidado. Estafó el oro y el moro. Por ejemplo, me enteré que estafó a un chico 12.000 euros (hemos contactado con esa persona y aportará pruebas de que es así) y a una joven 3.000 euros. Engañó a muchas chicas por Facebook. Se que a una le sacó un móvil...".

 

Pero vamos a centrarnos en cómo era Sergio Isidro Franco en su relación. En su día a día. "Un pájaro de mucho cuidado. Muy listo. Sabía cómo hablarte y engañarte. Conmigo lo hizo desde el primer momento. Todo parecía normal hasta que el negocio de las alfombras empieza a ir mal. Ahí comienza a venir a mi casa a comer. Ojo, nunca se queda a dormir, pero todos los días come aquí. Así los últimos ocho meses".

 

Eso es algo normal en una pareja, más aún cuando uno de los dos atraviesa una situación económica difícil. Pero lo grave y lamentable viene ahora.

 

"Cuando no estaba en casa, estaba en el bar. Siempre borracho e invitando a todo el mundo. Era capaz de dejar propinas de cien o doscientos euros. Y también era capaz de coger un taxi para ir a comer (le quitaron el carnet de conducir) y hacer que el taxi esperase en la puerta mientras se ponía harto de comida. Luego se subía en el mismo taxi, por lo que era capaz de gastarse un día en transporte 300 euros".

 

Sorprendente. Pero para eso hace falta mucho dinero. Dinero que sale "de estafar a la gente. “Yo no lo vi en su día. Lo quería. Me daba pena. Sabe engañar a la gente. Pero era un derrochador y un estafador. Dejó dinero a deber en muchos hoteles y bares de la ciudad de Sevilla. Daba mi DNI y luego me enteré que debía dinero por toda la ciudad. Por cierto, sí es verdad que estuvo en el hospital, pero no porque le pegasen. Cuando pasó eso ya no estábamos juntos pero me interesé por él. Hacía creer que estaba enfermo para estar unos días allí, pero todo era falso. Se inventaba enfermedades. Así también sacó dinero a otras mujeres", apuntó M.R.S

 

Son muchísimas las personas a las que Sergio Isidro Franco López ha estafado. Se calcula que podría haber estafado en torno a los 50.000 euros hasta que fue descubierto por los redactores de Tribuna de Cartagena

 

"Muchísimo dinero estafó. En las redes sociales estafó a muchísima gente. Creo que, en mi caso, llegó a sacarme seis o siete mil euros. Empeñamos mis joyas para que el pudiese derrochar más dinero. Decía que lo recuperaría cuando cogiese una herencia que tenía pendiente...todo mentira. No hay herencia familiar. No hay nada", informó.

Como tampoco es coronel de La Legión, de la Brigada Paracaidista ni de La Armada. Ni Templario, que también lo llegó a señalar en sus cuentas de las redes sociales. "Menudo era. Estafó a los Templario y eso del ejército...bueno...se compraba medallas y luego iba presumiendo por ahí diciendo que se las había dado el ejército, con eso lo digo todo".

 

¿Por qué no es denunciado este 'chorizo'? "Es verdad que siempre sospeché, pero de todas estas cosas me entero cuando la relación está terminando. No obstante, en varias ocasiones quiero denunciar las mentiras que pone en Facebook. Me meto en las redes sociales, pero sus amigos me bloquean (ahora ya no tiene amigos). Hablo con él y le digo que voy a denunciarlo, pero al final no es así porque me amenaza con matarme. A mí y a mi familia", señala M.R.S. a La Tribuna de Cartagena.

 

Esto ya es mucho más grave.

Daniel Negroles

Director de La Tribuna de Cartagena.

Redes Sociales

Comenta esta noticia