Jueves, 25 Abril 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

Pedofilia en Puente Genil: el alcalde utilizó su influencia en defensa del pederasta jefe de la Policía Local

PUBLICADO EL Martes, 07 Agosto 2018 08:40 Escrito por

Esteban Morales Sánchez, cacique político socialista y alcalde de Puente Genil, no puede seguir un minuto más al frente de la alcaldía por su participación en el intento de ocultación de pruebas y en la desaparición del pendrive con contenido pedófilo de la Casa Cuartel de la Guardia  Civil de Puente Genil.

 

Si al PSOE andaluz aún le queda un mínimo de decencia (cuestión bastante difícil en un partido que durante 40 años ha tejido una red clientelar y ha institucionalizado el caciquismo desde Despeñaperros hasta Tarifa) debe exigir al alcalde de Puente Genil, Esteban Morales Sánchez, que presente su dimisión inmediata como primer edil de la localidad cordobesa.

Ya resulta inadmisible que haya seguido en el cargo tras la demostración (pese a la absolución judicial) de que su jefe de la Policía Local, Lorenzo Humánez Aguilar, más conocido por "El sheriff de Puente Genil mintió desde el primer momento cuando declaró no haber tenido relaciones sexuales con una menor; al final, porque la única salida de salvarse de la cárcel era admitir que no sabía que la niña aún no había cumplido los 18 años, el pederasta Lorenzo Humánez Aguilar reconoció, en sede judicial, dos encuentros con la menor, pese a justificarlos diciendo que desconocía su edad.

Esteban Morales ya debió dimitir entonces como alcalde de Puente Genil por responsabilidad política, por haber defendido hasta el final la inocencia de su jefe de la Policía Local, un mando al que se le inventó un currículum para que adquiriera la plaza, según ese modus operandi tan típico del PSOE en Andalucía.

Pero las grabaciones a las que ha tenido acceso La Tribuna de España y que obran en nuestro poder (estas no se pierden como el pendrive con material pedófilo que desapareció de la Casa Cuartel de la Guardia Civil) no dejan lugar a dudas: la tarde del mismo día en que la Policía Local deposita en la Casa Cuartel de la  Guardia  Civil de Puente Genil el pendrive de marras con múltiples material pedófilo (y no sólo eso, con grabaciones bastardas y depravadas –realizadas con cámaras de la propia Policía Local- de mujeres de Puente Genil a las que se les veía la entrepierna al entra o salir de los vehículos) el cacique socialista Esteban Morales Sánchez, acompañado de su pedófilo jefe de la Policía Local, Lorenzo Humánez Aguilar, "El sheriff de Puente Genil”, acuden a la Guardia Civil de la localidad y se entrevistan con el teniente (un teniente que ha deshonrado el uniforme benemérito) y consiguen que desaparezca una prueba inculpatoria imprescindible.

Tiempo tendremos – se lo aseguro a nuestros lectores- de hablar de todos los protagonistas cómplices -por acción o por omisión- de este caso de pederastia en Puente Genil que ha destrozado la vida de la que entonces era una niña (y hoy es una madre ya instalada en la marginalidad y completamente desasistida por la justicia) y la de un agente de la Policía Local honesto, que por denunciar la verdad lleva cuatro años suspendido de empleo y sueldo y a punto de perder su vivienda por no poder pagarla.

Hablaremos, y mucho de la juez titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Puente Genil, María Cristina Merino Ávila, de un Fiscal Decano de Córdoba, Juan Antonio Merlos Chicharro, que en sala tuvo una actuación ejemplar (pero que acaba amparando la prevaricación de un juez ¡y también tenemos la grabación que así lo acredita!) y, sobre todo, las mentiras de un Juez, encima también Decano de Córdoba, el magistrado Miguel Ángel Pareja (que sostiene no conocer de nada a las partes y que, en su momento, demostraremos que mintió, actuando como felpudo del poder socialista andaluz y avergonzando la toga que sigue vistiendo).

Pero lo que resulta inadmisible es que el socialista, Esteban Morales Sánchez, alcalde de Puente Genil, continúe ni un minuto más en la alcaldía.

O Susana Díaz cesa inmediatamente a este chorizo de Esteban Morales Sánchez, defensor de pederastas o haremos públicas todas las grabaciones que obran en nuestro poder.

Y que no se venga arriba el cacique socialista de Puente Genil: si nos hemos atrevido con Ana Patricia Botín y el Banco de Santander, o con otros compañeros de su partido que parecen compartir afición por esto de los menores, como un Odón Elorza (que no hemos tenido ningún miedo en publicar que ha sido denunciado ante el Fiscal General del Estado por ser el captador de menores de una red de niñas de 11 años que eran violadas y grabadas en vídeo) aseguramos a un Esteban Morales Sánchez, que se cree impune, que venimos con material de artillería.

O dimite o sacaremos toda una munición que –ya lo advertimos- no son salvas de fogueo.

Comenta esta noticia