Martes, 16 Julio 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

Destapamos una red de prestamistas usureros centralizada en Cataluña: Suitaprest, la usura del siglo XXI

PUBLICADO EL Sábado, 22 Diciembre 2018 09:48 Escrito por
Suitaprest, usureros del siglo XXI Suitaprest, usureros del siglo XXI

En el ADN de La Tribuna de España está el jugarnos el gaznate destapando escándalos que “la prensa del sistema” no se atreve a publicar. En esta ocasión nos vamos a dedicar a sacar a la luz la sórdida red de usureros que campa a sus anchas por España y se centraliza en Cataluña, de la que nos han informado varios afectados. El actual gobierno ¿socialista? no se muestra preocupado por estas estafas que arruinan a miles de familias españolas

 

 

Desde la antigüedad la usura ha sido una práctica mal vista aunque era practicada en las civilizaciones mediterráneas de Grecia y Roma. En Grecia, Aristóteles, en su tratado sobre ética y moral titulado “Ética a Nicomaco”, criticaba la avaricia y decía que los que prestaban a interés no apreciaban a sus deudores. Mientras, en Roma, Catón, Cicerón y Séneca calificaban la usura como sórdida, deshonesta y sanguinolenta.

Sería el cristianismo el que acabará con los préstamos con interés y la usura.

Históricamente está más que demostrada la relación entre la usura y los judíos, que tenían prohibido prestar con interés a sus compatriotas, pero se permitía prestar a los extranjeros de forma usuraria. La literatura lo ha plasmado, siendo la obra más conocida El Mercader de Venecia de William Shakespeare, en la que destaca el despreciable, vengativo y sórdido personaje de Shylock el prestamista judío.

Durante la crisis económica que azotó nuestra patria desde el año 2008, proliferaron en España las redes de usureros que se aprovecharon de personas necesitadas.

Ni el PSOE ni Podemos (supuestamente defensores de los más necesitados) han hecho nada contra estos usureros.

Entre esas redes de usureros se encuentran entidades como SUIZAINVEST o SUITAPREST administradas por la sociedad Management Mediterranean de Crédito Financiero, SL con sede en el nº 239,2ºC de la lujosa calle Muntaner de Barcelona o el nº 24, 4ºC de la calle Monte Esquinza del selecto barrio de Almagro de Madrid.

 

 

Dichas entidades se anuncian en páginas web (www.suizainvest.com www.suitaprest.com, etc.) con idílicas imágenes de familias jugando en la playa y promesas ilusionantes.

Pero la realidad es muy diferente: las familias y profesionales que acuden a estos miserables prestamistas, angustiados en la mayoría de las ocasiones, se ven abocadas a la completa ruina y la pérdida de sus viviendas.

La realidad es que esas redes de usureros constituyen sociedades específicas con el capital mínimo legalmente requerido de 3.000€. Dichas sociedades específicas conceden uno de los préstamos usurarios. Las sociedades prestamistas son constituidas por prestanombres o testaferros que aparecen como supuesto socios y administradores de esas sociedades prestamistas usureras pero que no hacen otra cosa que prestar el nombre para ocultar a los verdaderos titulares de la sociedad y que son los prestamistas usureros finales.

Es evidente que si el verdadero titular que concede el préstamo usurario se oculta tras testaferros es porque es consciente de que su actividad de préstamos usurarios es ilícita, amén de éticamente reprobable, y por ello no quieren ser identificados como manera de eludir posibles acciones judiciales.

Las sociedades tapadera que conceden los préstamos usurarios en las que figuran los testaferros dicen cumplir con todos los requisitos legales y estar auditadas, inscritas en todos los registros estatales e institutos de consumo preceptivos, pero la realidad es que ni siquiera presentan las cuentas en el registro mercantil como es la obligación de todas las sociedades, lo que es un indicativo de su fraudulenta actuación mercantil.

En esa sinuosa y oscura actividad mercantil, carente de toda transparencia, se plasma también en su solicitud de que los ingresos mensuales de los intereses se efectúen en cuentas de bancos como AS MERIDIAN TRADE BANK situados en paraísos financieros offshore dentro de la Unión Europea como Letonia.

 

 

 

En Letonia las sociedades de cartera que se dedican exclusivamente a gestionar las acciones de otras compañías disfrutan de amplios beneficios al estar exentas de tributación por las ganancias y la transferencia al exterior de los beneficios. Letonia es una plataforma para operaciones financieras internacionales que permite a los extranjeros utilizar los bancos de dicho país como cabeza de puente para transferir dinero con bajo coste fiscal desde Europa a otros paraísos fiscales. El coste de dichas transferencias desde Letonia es incluso inferior a los de otros paraísos offshore. Igualmente, Letonia tiene fama de ser uno de los centros de blanqueo de capitales de sus países vecinos.

La finalidad de constituir las sociedades mediante testaferros a sueldo es la de eludir las responsabilidades por posibles reclamaciones y denuncias de los afectados. Tras los testaferros, que no realizan ninguna labor real de administración, se ocultan los verdaderos gestores de las sociedades como Oriol Carné Vidal, Albert Trullols Baena, Marc Alexandre Canal Baget, Blanca Fernández Muruais, Ana Casado, Sandra Gallego Bravo, etc.

 

Resultado de imagen de Albert Trullols Baena

 

 

Para todas las gestiones jurídicas se sirven de abogados como Albert Surinyach Mateu que cobran supuestamente por asesorar al cliente, cuando realmente trabajan para el prestamista usurero y su labor se centra exclusivamente en asegurarse de que la redacción de la escritura del préstamo o la hipoteca se centre en tratar de eludir las responsabilidades en caso de demandas por usura y cláusulas abusivas. Las escrituras ¡se suelen firmar siempre en las mismas notarias! (notarías cómplices que en España nadie se atreve a cuestionar su colaboración necesaria con estas estafas),   como la de algunos de los afectados que hemos contactados firmada en la notaría de Madrid de doña Alaitz Álvarez de Zuriarrain en la calle Miguel Ángel nº 16 de Madrid.

Los usureros conceden préstamos manifiestamente usurarios y leoninos con intereses desorbitados que alcanzaban y superaban el 14% anual, cuando el interés legal del dinero era del 3% y el Euribor estaba al -0,095%. El prestamista no entrega realmente la cantidad que se hace constar en la escritura ya que cobra al cliente por todo tipo de conceptos para encubrir la usura bajo una supuesta prestación de servicios de asesoramiento que el cliente no percibe.

 

 

 

 

Tampoco se entregan las condiciones vinculantes ni el borrador de escritura con la antelación legalmente establecida y se obliga a los prestatarios a firmar todo tipo de papeles cuyo contenido es falso, para tratar de encubrir las múltiples infracciones de la legalidad que comete el prestamista usurero.

Además el resto de condiciones son leoninas con comisiones de apertura desorbitadas y haciendo pagar al prestatario los gastos e impuestos de forma contraria a la jurisprudencia. Jurisprudencia que por la influencia del derecho de la Unión Europea continúa en su evolución de ampliar y extender la protección tanto a consumidores y usuarios como a las empresas, exonerando a empresarios del pago de infinidad de productos financieros por falta de transparencia, defectuoso asesoramiento etc.

El control de estos chiringuitos y entidades piratas usureras por las entidades públicas como el Instituto Nacional de Consumo es prácticamente inexistente.

Los afectados de estas entidades contactados por La Tribuna de España manifiestan que se ven obligados a acudir a denunciar los hechos a la Audiencia Nacional al ser una red que opera en varias comunidades autónomas y ser infinidad los afectados, al Instituto Nacional de Consumo, la AEAT, a la Dirección General de Registros y Notariado, a los Colegios de Notarios y Abogados de Madrid y Barcelona para que dichas entidades y personas que colaboran con ellas sean sancionadas e inhabilitadas.

En próximas entregas ofreceremos el testimonio de diversos afectados y continuaremos descubriendo los entresijos de estas redes de usureros.

Comenta esta noticia