Domingo, 25 Agosto 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

Consejo de Ministros de mañana: Torra a la búsqueda del primer muerto

PUBLICADO EL Jueves, 20 Diciembre 2018 09:59 Escrito por
Torra a la búsqueda del primer muerto Torra a la búsqueda del primer muerto

Hace tiempo que venimos advirtiéndolo desde La Tribuna de España: Torra busca un primer muerto que legitime,a nivel internacional, su paranoia separatista. En la absoluta inmoralidad y la demostrada demencia psíquica del presidente de la Generalidad de Cataluña, la propaganda es fundamental: y para eso necesita su primer mártir.

Les adjuntamos interesantísimo artículo de Ernesto Ladrón de Guevara a este respecto:

 

 

 

¿Intenta torra un desencadenante de un conflicto civil, previo a la independencia?

 

 

Si respondemos al principio estalinista de la guerra como origen de la sovietización de los pueblos yo diría que sí. La secuencia podría ser la siguiente: Los CDR, con ocasión de un acontecimiento determinado provocan graves incidentes en la calle. Las fuerzas de seguridad del Estado cargan aplicando una acción proporcional para asegurar el orden público, pero ante el clima de violencia desencadenado se produce un muerto, que es la causa y el origen de graves incidentes donde se añada una masa de independentistas que originariamente no estaban en la “movida”. Eso supera las posibilidades de control de las fuerzas de seguridad del Estado desplazadas a Cataluña para apoyar a los policías autonómicos que cumplen su deber de restituir el orden y la convivencia. El Estado, aplicando su deber de utilizar la fuerza legítima para cumplir las garantías constitucionales y la normalidad institucional, se ve forzado a aplicar el artículo 116 de la Constitución Española que regula el estado de alarma, de excepción y de sitio, en escala creciente. Eso, provocaría una situación de preguerra donde, teóricamente, el independentismo en su conjunto se echara a las calles, desatando extrema violencia y provocando muchos muertos. ¿Eso es la vía Eslovenia? Yo entiendo que sí.

Esa situación revolucionaria tiene dos posibles desenlaces:

- Uno, que el ejército restablezca la seguridad pública y el Estado suspenda las garantías constitucionales en Cataluña para recomponer la situación y devolver la normalidad. En todo caso, los costes económicos, sociales y la grave desestabilización del País en su conjunto serían de extrema gravedad.

- El otro es que Cataluña lograra la independencia por inacción, hasta las últimas consecuencias, del Estado de Derecho y de los poderes del Estado, lo cual sería aún más grave pues los costes de todo tipo serían inusitados.

Vayamos a la decisión de Sánchez de realizar un Consejo de ministros en Barcelona.

Caben como mínimo dos interpretaciones:

Una que el Gobierno trata de representar la imagen de que Cataluña es España, y por tanto su Gobierno ejerce su capacidad institucional para celebrar sus sesiones ejecutivas en la capital de Cataluña. Y, en aras de ese objetivo el desplazamiento de un contingente muy numeroso de fuerza  de los cuerpos de Seguridad del Estado está justificado a tal efecto.

Otra que se pone a los policías desplazados al pie de los caballos, ante fuertes algaradas y desórdenes públicos que tendrán que atajar aplicando la fuerza proporcional, con o sin ayuda de los Mozos de Escuadra.  Si los fuertes disturbios superan las posibilidades de los policías desplazados tendríamos un problema similar al del 1 de octubre, año del simulacro de referéndum en Cataluña. Con las consecuencias para los fines independentistas que ello produzca.

En ambas posibilidades la determinación del Gobierno de Sánchez es fundamental. Sánchez tendría que valorar la aplicación del artículo 155, o de aquellos otros artículos que permitan el control para asegurar el orden democrático y la normalidad institucional, política y social en Cataluña

¿Estará dispuesto Sánchez a ello?

Yo lo dudo.

Y en la peor de las hipótesis nos encontraríamos con un diseño de oscuras intenciones.

Ernesto Ladrón de Guevara

Desatando Nudos

Comenta esta noticia