Sábado, 24 Agosto 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

El Banco de Santander salpicado por el informe BBVA del excomisario Villarejo. Ausbanc y el "clan Botín": Dios los cría y ellos se juntan

PUBLICADO EL Sábado, 03 Agosto 2019 20:13 Escrito por
 Ausbanc y el "clan Botín": Dios los cría y ellos se juntan Ausbanc y el "clan Botín": Dios los cría y ellos se juntan

La relación de Luis Pineda y el Banco de Santander, a través de Juan Manuel Cendoya y Emilio Botín, es conocida, pero los datos que van aflorando demuestran que sus lazos van mucho más allá.

 

Por 1 euro al mes (menos de lo que cuesta un café) puedes ayudarnos a seguir haciendo este periodismo que quieren callar.

Sólo tienes que darte de alta en este enlace

https://www.teaming.net/porlalibertaddeprensa-mujeresdelatribunadeespana-

 

.

 

El refranero español dice que “Dios los cría y ellos se juntan”, en clara referencia a los que tienen la tendencia a juntarse con los de su misma calaña. ¿Podría aplicarse este dichos a la relación entre Ausbanc y el Banco de Santander? Juzguen ustedes mismos.

Se va acercando el día del juicio de Luis Pineda, el presidente de AUSBANC, al que se le acusa de extorsionar a diferentes entidades financieras, entre las que, curiosamente, no se encuentra el Banco de Santander. 

¿Será porque entre Luis Pineda, Emilio Botín y Juan Manuel Cendoya había una “profunda relación”?

Mientras llega el día del juicio, salen a la luz más tesoros escondidos del excomisario Villarejo; y los más recientes descubren informes en los que Villarejo menciona posibles “regalos” inmobiliarios del Banco de Santander a Luis Pineda.

Las últimas informaciones hablan de varios inmuebles de mucho valor que podrían referirse a un chalet unifamiliar de 187 metros en la localidad de Estepona en la Costa del Sol y viviendas y locales en las lujosas calles madrileñas de Pintor Rosales, Marqués de Urquijo y Altamirano en las que Pineda tiene su vivienda y Ausbanc sus oficinas.

Esos presuntos “regalos” del Banco de Santander a Pineda según el informe de Villarejo podrían ser el pago de la retirada de Ausbanc de las acusaciones en el “caso de las cesiones de crédito” y de la denuncia de Ausbanc para la investigación del “caso Banesto”. Villarejo relaciona ambos acontecimientos con el incremento del patrimonio de Luis Pineda que según el informe son coincidentes en el tiempo.

Pero las relaciones de Ausbanc y el Banco de Santander no quedan ahí ya que el presunto extorsionador Luis Pineda ha mantenido una cordial relación con Juan Manuel Cendoya, director general de comunicación y vicepresidente de Santander España.

Así un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (UDEF) asegura, tras el examen de los correos electrónicos y la documentación incautada a Luis Pineda, que la relación es más profunda de lo que Cendoya y el Santander quieren reconocer.

De hecho Cendoya habría encargado a Luis Pineda realizar informes sobre las juntas de accionistas del BBVA. Es conocido que el BBVA se negó a acceder a las extorsiones de Pineda y que como consecuencia recibió constantes y furibundas críticas en las publicaciones de Ausbanc.

Tan profunda es la relación entre Cendoya y Pineda que el director de comunicación del banco colocó al hijo del presidente de Ausbanc en el Banco de Santander en Londres en las oficinas junto a la catedral de San Pablo.

Del examen de la documentación incautada la UDEF menciona otras dádivas del Santander a Luis Pineda como un volante del Ferrari de Fernando Alonso o entradas VIP para el Gran Premio de F1 de Valencia en el que, según Cendoya, a Emilio Botín le agradaría mucho ver a Luis Pineda.

A todos estos favores, dádivas y regalos habría que añadirle las ingentes cantidades de dinero que el Banco de Santander dedicó a insertar publicidad en los medios de Ausbanc en los que se criticaba a las entidades y bancos competidores del banco cántabro.

Para finalizar recordemos lo que Sebastián de Covarrubias decía en “Tesoro de la lengua castellana o española”: “el codicioso y el tramposo fácilmente se conciertan”. ¿Resulta de aplicación al caso de Ausbanc y el Banco de Santander? Juzguen, de nuevo, ustedes y decidan, en su caso, quién es el tramposo y quien el codicioso.

Comenta esta noticia