Martes, 19 Febrero 2019

App La Tribuna de España

Ante la gravísima situación que atraviesa Venezuela. Comunicado conjunto de Canal TLV1 de Argentina y el GRUPO Tribuna de España

PUBLICADO EL Miércoles, 30 Enero 2019 10:59 Escrito por Canal TLV1 y GRUPO Tribuna de España
Maduro: un inútil y un tirano. Guaidó: un esbirro de EE.UU., la masonería y el sionismo Maduro: un inútil y un tirano. Guaidó: un esbirro de EE.UU., la masonería y el sionismo

 

 

Ante la gravísima situación que atraviesa Venezuela, comunicado conjunto de Canal TLV1 de Argentina y el GRUPO Tribuna  de España (La Tribuna de España, La Tribuna de la Provincia de Cartagena, La Tribuna de Extremadura, La Tribuna del Reino de Valencia,  La Tribuna de Granada, La Tribuna de Málaga, La Tribuna de Ceuta, La Tribuna de Melilla y La Tribuna de España Radio).

 

 

Como integrantes de la gran patria iberoamericana, no podemos permanecer indiferentes ante la gravísima situación que sufre nuestra nación hermana,  Venezuela y el pueblo venezolano.

Queremos dejar claro -en primer lugar- nuestro rechazo absoluto al modelo de gobierno tirano y neo marxista del presidente Nicolás Maduro, un maduro que ha sido un mal discípulo de Chávez (un comandante Chávez que, a su vez, resultó ser un mal discípulo del inolvidable general argentino Juan Perón). A la muerte de Chávez -en marzo de 2013- su vicepresidente y sucesor (lo mismo que en España fue sucesor de Franco -a título de Rey- Juan Carlos I, en noviembre de 1975), Maduro venía de una Revolución Bolivariana que ya tenía muy poco -o nada- que ver con esa una Tercera Posición iberoamericanista -que desde Canal TLV1 de Argentina y desde el GRUPO Tribuna de España defendemos- y, por el contrario, había abrazado con fuerza el ideologismo marxista aggiornado de Fidel Castro (otro pésimo discípulo del cada día más vigente pensador español José Antonio Primo de Rivera, cuyas Obras Completas tenía por libro de cabecera mientras duró la guerrilla para derrocar a Batista). 

El Castrismo cubano ha sido siempre el gran intoxicador y envenenador de las auténticas revoluciones nacionales iberoamericanas y ha frustrado -una tras otra- cada esperanza de transformación profunda y radical de las naciones de Iberoamérica.

Por otra parte, el imperialismo de los EE.UU. jamás toleró al comandante Chávez por su política exterior independiente, enfrentada y no subordinada a EEUU y al Nuevo Orden Mundial (como demuestran sus posturas en cuestiones geopolíticas a lo largo de 20 años en Irán, Iraq, Palestina, Libia y Siria y, más recientemente, respecto a Rusia y China). 

Por eso EEUU ya probó con su fallido “Golpe de Estado” contra el presidente Hugo Chávez de abril 2002 (que contó con el apoyo del gobierno derechista español de José María Aznar, tal y como reconoció, dos años después, el canciller español Miguel Ángel Moratinos).

Pero ya ni eso sabe hacer bien el Establishment decadente yanqui (hasta los golpes de estado -en lo que llegaron a convertirse en excelentes maestros- les salen mal; y eso contando con que en 2002, EE.UU. -en el “Golpe de Estado” contra Chávez- contaba con un pacto tácito de los gobiernos de Argentina, España, Francia, México y Brasil para emitir una declaración conjunta reconociendo al presidente golpista.

Entonces aislaron al presidente Chávez, le sancionaron y le echaron encima a Colombia (especialmente la podrida Colombia de Juan Manual Santos, hombre de la Americas Society y, por ende, un títere de Rockefeller-Negroponte-Rhodes-Council on Foreign Relations y todo el narco-establishment Bush-Clinton).

Respecto a la situación económica de Venezuela, el presidente Maduro ha mostrado su absoluta incompetencia no sólo de la economía en la administración de la propia moneda (y por ende, del crédito publico). El irresponsable presidente de Venezuela no ha sido capaz de comprender cuál es la función de la Moneda Soberana como generadora de auténtico crédito y, por ende, dinamizadora de la Economía Real y fortalecedora del Estado Nacional: MONEDA = SOBERANIA.

Tanta exaltación comunista del Régimen Bolivariano olvidó lo más importante: cuidar la esencia nacional, el espíritu patriótico: y eso en economía se llama velar, defender y engrandecer tu propia moneda. Ya desde la era del comandante Chávez, Venezuela debiera haber acordado la venta de su petróleo en BOLIVARES.  No a EEUU (principal comprador) sino a la Unión Europea, a China, a India...  Si así hubiera actuado, el Bolivar estaría ejerciendo como DIVISA.  La defensa de la propia moneda (algo tan ideológico, tan difícil de comprender para un marxista -como los dos presidentes que ha tenido la Venezuela Bolivariana- tan prioritario en esa Tercera Posición iberoamericanista -que desde Canal TLV1 de Argentina y desde el GRUPO Tribuna de España defendemos- es un tema sumamente importante: absolutamente prioritario. El no saber hacerlo es lo que les costó la cabeza -en 2003 y 2011, respectivamente- a Saddam y a Muamar: ninguno de los dos entendió que para hacer esto resultaba imprescindible tener sólida alianza MILITAR PREVIA con Rusia y/o China, las únicas superpotencias interesadas en hacer de contrapeso de EE.UU.) 

Tampoco lo hicieron en Argentina los Kirchner, quienes se cansaron de vender alegremente la soja, el oro… etc. en DOLARES y EUROS... (que usaron para su propio enriquecimiento personal y para trabajar como obedientes "pagadores" a favor de la usurocracia sionista global.

Y ¡qué decir de una España!, no sólo una nación sin moneda propia y obligada al euro, sino que –además- vendió su soberanía económica al Banco Central Europeo con la reforma constitucional del año 2011 (pactada entre los dos grandes partidos del putrefacto Régimen del 78, PP y PSOE), una reforma, para mayor descaro, en la que, los dos grandes partidos del sistema, entregaban a la Unión Europea la Soberanía Económica de España, ¡sin consultar al pueblo en referéndum!, como establece y obliga la propia e inservible Constitución Española.

El presidente Maduro tampoco supo entender que en Iberoamérica, los globalizadores -que tienen como "arma política" a la socialdemocracia (la que fuera aggiornada en 2001 por la London School of Economics de Anthony Giddens para el Partido Laborista de Tony Blair, a la que bautizaron como "Third Way")- cuando se cansan de “pedalearpor la izquierda (Felipe González, Zapatero, los Kirchner, Lula y Dilma, Pepe Mújica, Bachelet), comienzan a “pedalearpor la derecha (Aznar, Rajoy, Macri-Temer, Bolsonaro-Piñera...). 

Y mientras tanto, creyéndose inmune a todo, cada vez más distanciado de un pueblo venezolano al que ya no es posible exprimir más, un Nicolás Maduro ¡disfrutando de las prebendas en el Palacio Miraflores!  

Existe una regla fundamental en geopolítica: no puedes dormirte JAMAS: ni en domingos, ni en fiestas de guardar.

Mientras pensaba que seguía teniendo el amplísimo soporte popular que tuvo su predecesor, Hugo Chávez y al mismo tiempo que el pueblo venezolano comenzaba, no sólo a padecer restricciones sino -incluso- a pasar hambre, la realidad le pasó por encima al presidente Maduro: la llegada al poder de Trump, el BREXIT, el ocaso de los Kirchner, la caída en Brasil del Partido de los Trabajadores, los continuos y absurdos enfrentamientos diplomáticos con una España imprescindible intermediaria entre Venezuela y la Unión Europea (tanto con gobiernos de la derecha del PP, como de la izquierda del PSOE) el auge de Soros, los tejes y manejes de sus traicioneros "socios" de la OPEP ¡y de manera muy especial, a una implacable Arabia Saudí que jamás perdona), y la tremenda influencia de los lóbbies sionistas.

Y, por si no tuviera suficientes enemigos en el mundo, la intromisión del Régimen Bolivariano en la política española, con la financiación ilegal de Podemos, perdiendo -para siempre- cualquier alianza, no sólo con el PSOE sino con toda  la socialdemocracia europea (más allá de los intentos del protagonismo personal en política internacional del inútil expresiente español Rodríguez Zapatero).

Tanto el presidente Macri en Argentina, como el presidente ¡no elegido por el pueblo español! Pedro Sánchez (lo mismo que hiciera su antecesor, por la derecha, Mariano Rajoy), sus políticas no obedecen más que al estricto cumplimiento de la agenda globalista del Nuevo Orden Mundial (en Argentina: la AMIA, la seguridad interior, el ARA San Juan, Patagonia, Mar Argentino, Antártida… y compartiendo con España Deuda Pública, Aborto, LGTBI, Ideología de Género, inmunidad de la Pederastia, Narcotráfico, Mafia Judicial, Poder Bancario…)

Los presidentes de España y Argentina no llegan ni a capataces, son simples empleaduchosde sus amos de quiénes reciben órdenes desde Nueva York, Washington, Londres o Tel-Aviv.

Así las cosas y desde un planteamiento ideológico de Tercera Posición iberoamericanista –que desde ambos lados del Atlántico Canal TLV1 de Argentina y el GRUPO Tribuna de España compartimos- queremos mostrar nuestro enérgico rechazo a la situación de extrema necesidad a la que ha llevado al pueblo venezolano el presidente Nicolás Maduro.

Pero, igualmente, condenamos de manera inequívoca el nuevo “Golpe de Estado” que EE.UU., la masonería internacional y el sionismo pretenden ejecutar en Venezuela con el autonombramiento presidencial de Juan Guaidó, un esbirro al servicio exclusivo de la agenda globalista del Nuevo Orden Mundial y a las órdenes directas de los intereses internacionales de EE.UU. e Israel.

Tanto Canal TLV1 de Argentina, como el GRUPO Tribuna de España, somos conscientes de nuestra tremenda limitación de recursos y nuestra nula posibilidad de intervenir -como desearíamos- en defensa del pueblo venezolano, nuestros hermanos que padecen una situación límite.

Pero también sabemos la responsabilidad que tenemos al habernos convertido en referentes de la disidencia contra el “pensamiento único” en toda Iberoamérica.

No podemos ni debemos permanecer callados, porque millones de lectores y televidentes nos siguen en todas las naciones iberoamericanas y confían en nuestra oferta informativa, en nuestras noticias veraces e independientes, en nuestro “periodismo alternativo frente al discurso unitario de los grandes medios de comunicación -todos en manos del sionismo internacional-.

A falta de medios materiales y humanos para “librar otras batallas”, somos conscientes de que tenemos en nuestras manos una Bala de Plata”: la capacidad de incidir en el pensamiento de millones de personas de todas las naciones hispanohablantes, que hartos de soportar la injusticia diaria, comienzan a despertar buscando algo” diferente al neoliberalismo y al marxismo.

Por eso vamos a seguir ahí, manteniendo la bandera de la independencia y el rigor periodístico, sin arrodillarnos ante nadie que no sea Dios nuestro Señor, plantando cara a “los amos del mundo” y defendiendo esa imprescindible Tercera Posición iberoamericanista -que desde Canal TLV1 de Argentina y desde el GRUPO Tribuna de España mantendremos hasta el último de nuestros suspiros-.

Condenamos la torpeza y la maldad intrínseca del Régimen Bolivariano y del presidente Nicolás Maduro.

Condenamos enérgicamente la intromisión internacional y el Golpe de Estado” que EE.UU., la masonería internacional y el sionismo pretenden ejecutar en Venezuela y, en consecuencia, NO reconocemos legitimidad alguna al autonombrado presidente Juan Guaidó.

Estamos con el pueblo venezolano, nuestros hermanos, para quienes deseamos -lo mismo que en nuestras propias naciones- un futuro de paz, libertad, dignidad y soberanía, basado en una profunda justicia social.

 

Juan Manuel Soaje Pinto

Director de Canal TLV1

 

 

Josele Sánchez

Director General GRUPO Tribuna de España

Comenta esta noticia