Domingo, 26 Mayo 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

Ana Patricia Botín no tiene piedad con los discapacitados. Una "sanguijuela económica" a la que sus asesores pretenden presentar como benefactora social

PUBLICADO EL Jueves, 18 Abril 2019 13:50 Escrito por
No sabemos cual de las dos "damas" perjudica más a España... No sabemos cual de las dos "damas" perjudica más a España...

 

 

Más intervenciones en la pasada Junta General de Accionistas del Banco de Santander (celebrada el pasado sábado) que hicieron que a La Botín se le quedara esta cara, tan lejana a la imagen que sus asesores de marketing -en un intento a la desesperada por ofrecer una imagen de una Ana Patricia Botín como ídolo social del feminismo, la filantropía artística, la defensa de los animales... de quien es una auténtica sanguijuela financiera) para lo que utilizan, desde las revistas del corazón hasta la recogida del Premio Empresaria del Año de Cataluña (premio, por supuesto pagado con 300.000 euros que no salen de su bolsillo, sino del todos los accionistas del Santander).

 

 

Qué lejos quedan los tiempos en que la entonces amante del narcotraficante colombiano Jesús Samper Gaviria (sobrino del corrupto expresidente de Colombia Ernesto Samper, y acusado de asesinar a Emilio Botín, inducido por la viuda, Paloma O´Shea y por su hija -la todavía presidente del Banco de Santander) deslumbraba las fiesta sociales de la alta sociedad, con una madurez tan bien llevada como acostumbrada al coqueteo y los escarceos extramatrimoniales.

El accionista Óscar Fernández, dicapacitado, le recuerda a Ana Patricia Botín su desprecio absoluto al colectivo de dispcapacitados, por mucho que intente vender las buenas acciones que su gestión deparan a entidades tan importantes para el bien público (?) como la Asociación de la protección del Oso Pardo o la Asociación protectora del Quebrantahuesos.

 

 

La Botín: demacrada, muy vieja, sin el atractivo de antaño, con rostro deprimido y angustiado

 

 

Lo bien cierto es que a una Ana Patricia Botín, capaz de lavar más de dos mil millones procedentes del narcotráfico (es decir, dinero manchado de sangre de miles y miles de toxicómanos y de miles y miles de familias destrozadas por la droga).

Por eso resulta tan importante la intervención  Oscar Fernández (otro accionista incisivo con La Botín hasta sacarla de quicio con un brillante alegato cuyo vídeo adjuntamos) y que puso en evidencia que el Banco Santander -en contra de la imagen benefactora que que pretende proyectar- no es una entidad que promueva la inserción social y que ayude a las personas con discapacidad.

Este accionista -discapacitado físico- preguntó por qué Ana Patricia Botín -pese a que el Banco de Santander era accionista de la empresa Konecta y conociendo que 92 personas con discapacidad de los servicios de cita previa de la AEAT habían sido despedidas de forma improcedente- no habían sido subrogadas, conforme impone la legislación, dejándolas en la calle sin poder cobrar ningún subsidio. El accionista ¡representante de un colectivo de un centenar de personas con discapacidad! calificó de vergonzante la actuación del Banco de Santander y criticó duramente que no habían recibido ninguna contestación, ni de la presidente (que había sido informada de los hechos) ni del resto de la dirección del banco.

Otra impostura, farsa más de La Botín cuya imagen ya no pueden lavar ni con quitamanchas sus extraordinariamente bien retribuidos asesores de marketing.

Es la imagen de la derrota de La Botín: demacrada, muy vieja, sin el atractivo de antaño, con rostro deprimido y angustiado (difícilmente creer que con el alma compungida, a quien jamás se caracterizó por poseer la más mínima dosis de humanidad ni de cariad para con el prójimo).

Medios

La Botín deja en la calle a los dicapacitados
Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desperta Ferro: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia