Sábado, 17 Noviembre 2018

Santander R.I.P. Los últimos suspiros de Ana Patricia Botín

PUBLICADO EL Lunes, 22 Octubre 2018 02:13 Escrito por
Santander R.I.P. Los últimos suspiros de Ana Patricia Botín Santander R.I.P. Los últimos suspiros de Ana Patricia Botín

Lo del Banco de Santander no tiene solución y todos los analistas financieros lo saben; ahora sólo está esperar cómo va a terminar todo, si con una decisión valiente y responsable por parte del Gobierno de España –tal y como solicita el FMI- con la intervención inmediata del Banco históricamente ligado al “clan Botín (algo difícil de esperar en un Gobierno tan débil como el presidido por Pedro Sánchez, sin apoyos para sacar adelante los PGE y con una ministro de Justicia implicada en “una mordida” ¡de 30 millones de euros! para evitar la extradición de un miembro de la familia Botín a Guatemala, un PSOE, además, con un inacabable listado de favores pendientes de agradecer al “clan Botín) o con una difícil solución intermedia que no dejara caer a la entidad “todavía” presidida por Ana Patricia Botín pero que tendría un coste económico inasumible para las arcas públicas españolas.

 

 

Ana Patricia Botín aguantará de presidente mientras la acción no baje de los 4 euros ¡algo que podría ocurrir esta misma semana!

 

 

Los dos principales accionistas del Banco de Santander, Capital Research And Management Company con el 5,00 % de las acciones y el Fondo de Inversión norteamericano Blackrock Inc con el 4,78 % ya se lo han hecho saber a quién está acusada de haber inducido al asesinato de su propio padre, Ana Patricia Botín.

La calamitosa gestión de Ana Patricia Botín al frente del Banco de Santander resulta ya, sin duda, la peor dirección financiera jamás vivida por ninguna entidad bancaria de España y mucho más complicada que la que supuso –en su día- la intervención de la banca de RUMASA y el ingreso en prisión de Ruiz Mateos y la de Banesto que acabaría llevando a la cárcel a su presidente Mario Conde; ni el rescate de Bankia que costó a los españoles 46.000 millones de euros, ni el de la CAM que superó los 11.000 millones, o el de Novacaixagalicia con un coste de 9.200 millones de euros, nada tiene comparación con el “imposible” rescate que precisaría el que llegó a ser el banco español más importante del mundo.

La situación financiera real que atraviesa el Banco de Santander es muchísimo más delicada que la que vivía el Banco Popular cuando fue intervenido por el Gobierno para ser regalado al “clan Botín” por un euro y los expertos consultados por La Tribuna de España cifran en cerca de ¡100.000 millones de euros! el coste de tapar los múltiples agujeros que no sólo ponen en riesgo de quiebra a la entidad cántabra sino del desmembramiento absoluto de todo el sistema financiero español y de una buena parte del europeo.

¡100.000 millones de euros! son muchísimos miles de millones de euros, incluso, para quien, hasta el momento, ha sido capaz de salir siempre airoso de todas las tropelías gracias a sus influencias políticas, judiciales y fiscales.

El pasado viernes les ofrecíamos la exclusiva de que el Banco de Santander está acusado por la justicia alemana de la mayor estafa a las arcas públicas en toda la historia de Alemania, una estafa superior a los 7.000 millones de euros y en el que la entidad  financiera habría contado con la protección de la Fiscalía Anticorrupción y con un fiscal, Luis Roríguez Sol que se negaba a atender la petición de su colega de la Fiscalía de Colonia, Anne Brorhilker  de registrar la Ciudad Financiera del Banco de Santander en Boadilla del Monte.

No sólo es que el crédito de la justicia española ha quedado por los suelos a nivel internacional; lo importante es que la justicia alemana no es como la española, no está comprada por los intereses de una familia, “va a llegar hasta el final” y su influencia sobre el BCE es decisiva.

Pero es que también la justicia norteamericana ha puesto su objetivo en el Banco de Santander y sus indagaciones se centran en el trato de favor del Gobierno de España con la entidad “aún” presidida por Ana Patricia Botín y en la “más que sospechosa” complicidad de la justicia española en la adquisición ¡por un euro! del Banco Popular por parte de la arruinada entidad financiera que en su día llegó a ser uno de los primeros bancos del mundo.

 

 

La justicia alemana y la de EE.UU dejan en evidencia la complicidad de la justicia española con el Banco de Santander

 

 

 

 

"Aquí la justicia es igual para todos" que decía Juan Carlos I "El Campechano" mientras él fornicaba con todas las prostitutas que le pagábamos todos los españoles ,mientras desde la propia cama hacía negocios -lo mismo que su yerno- con toda obra que se movía dentro y fuera de España. "Aquí la justicia es igual para todos" deben partirse de risa los países civilizados viendo la mafia judicial imperante en una supuesta democracia, en un supuesto consolidado Estado de Derecho, contemplando a qué ha quedado reducido lo que desde La Tribuna de España denominamos "el putrefacto Régimen del 78".

Pero es que ayer domingo publicaba Diario16 que “la United States District Court Southern District of New York ha dictado sentencia en favor de Antonio del Valle y algunos de los fondos de inversión afectados por la resolución del Banco Popular (PIMCO, Anchorage Capital) y ha determinado que el Santander está obligado a entregar toda la documentación de la que disponga sobre el proceso del Banco Popular, una sentencia concluyente al afirmar que el Banco de Santander cuenta con información única e importante sobre la adquisición forzosa de BPE. Esto es de importancia crítica para los procedimientos en el extranjero y para los inminentes procesos internacionales y procedimientos de arbitraje. Este tribunal debe conceder a los peticionarios y conceder permiso para el acceso a esa documentación”.

O dicho de otro modo –lo mismo que la justicia alemana- la justicia estadounidense deja en evidencia a todo el sistema judicial español dictando esta sentencia en sólo 7 meses, tiempo en el que la Audiencia Nacional (donde tenemos más que fundamentadas sospechas de que el “clan Botín” tiene comprado a un buen número de jueces y fiscales) siquiera ha citado a declarar a nadie, ni ha tomado medida cautelar alguna contra el Banco de Santander.

En Estados Unidos la justicia no da crédito a la impunidad judicial de la que goza el Banco de Santander en España y así lo evidencia la sentencia publicada por Diario16. También para la justicia norteamericana resulta evidente la complicidad del Gobierno de España con la entidad que preside Ana Patricia Botín con una operación ¡la fraudulenta venta del Banco Popular al Santander por 1 euro!

Y es que hay cosas que sólo pasan en esta España “de charango y pandereta” que diría Machado. La creación de una doctrina jurídica propia “la Doctrina Botín” para salvar del ingreso en prisión al banquero posteriormente “presuntamente” asesinado y padre de la actual presidente del Banco, jueces que archivan causas de 2.000 millones de euros escondidos en Suiza, cartas de juez al presidente del Banco pidiéndole que le “financie” unas conferencias en el extranjero, presencia del juez instructor del “caso Banco Popular” en la presentación de un libro de los asesores de Ana Patricia Botín, Fiscales de la Audiencia Nacional presionando para que no se extradite a miembros del “clan Botín” y que terminan como ministro de Justicia (parece que en pago a los servicios prestados y como si fuera el propio Consejo de Administración del Banco de Santander quién decidiera los nombres que ocupan cada cartera ministerial) exjueces que han dictado sentencias favorables para la entidad cántabra y que ahora trabajan como abogados externos del Santander cobrando por ello cifras desorbitadas, o sospechosas cuentas corrientes y propiedades que aparecen en Brasil a nombres de jueces y fiscales españoles que han tratado de manera más que amigable a la Familia Botín.

En Alemania no se entiende que la Fiscalía Anticorrupción de un país socio de la Unión Europea, lejos de colaborar con la Fiscalía de Colonia en una investigación por el mayor fraude a las arcas públicas alemanas de toda su historia, dificulte las investigaciones y ponga en aviso a los directivos del Banco de Santander.

En Estados Unidos no se comprende la impunidad con la que la justicia trata a una Ana Patricia Botín que, con el “caso Banco Popular”, ha estafado y arruinado a más de 305.000 familias.

 

 

El ¿insobornable? Baltasar Garzón se vendió por 300.000 dólares al Banco de Santander

 

 

 Carta enviada por Baltasar Garzón a Emilio Botín. Después la querella por el posible asesinato del banquero sería desestimada por Santiago Pedraz, amigo íntimo y discípulo de Baltasar Garzón. ¿Casualidades o causalidades?

 

 

 

Corrían los años 2.005 y 2.006 y Baltasar Garzón quería darse un baño de fama internacional pronunciando unas conferencias en el Centro Rey Juan Carlos de la Universidad de Nueva York, dos conferencias que el célebre exmagistrado tuvo la cara dura de mendigar las financiación a uno de los mayores delincuentes de guante blanco de la historia de España: Emilio Botín.

La cifra que cobró… bueno, no estuvo nada mal, 302.000 dólares mientras seguía percibiendo su extraordinario sueldo como juez de la Audiencia Nacional que le pagábamos todos los españoles con el fin de que impartiera justicia.

Apartado ahora el ya exjuez Baltasar Garzón de la carrera judicial por prevaricador, sigue prestando sus servicios al "clan Botín" y lo mismo ofrece la mediación de su amigo -el nada recomendable excomisario Villarejo- para acabar con la carrera de la juez Coro Cillán -que investigaba el mayor pelotazo inmobiliario de la historia de España, la venta de 2.000 sucursales del Banco de Santander al hijo de Jordi Pujol- (con Juan Carlos I "El Campechano" y "su" CNI siempre de por medio a ver si "pillaba cacho") que intermedia con la entonces fiscal de la Audiencia Nacional Dolores Delgado (hoy ministro de Justicia) para evitar la extradición de un miembro de la familia Botín a Guatemala, poca cosa, ¡una historia de 30 millones de dólares!, que gestiona con el Gobierno socialista de Pedro Sánchez el no ingreso en prisión de Jaime Botín (hermano del banquero "presuntamente" asesinado y tía de la actual presidente del Banco de Santander).

Así funcionan las cosas en la España del Régimen del 78, un Baltasar Garzón que es presentado por "la prensa del sistema" como ejemplo de honestidad jurídica y decencia democrática.

¿Saben que pasó después de que garzón recibierza 302.000 dólares del Banco de Santander?

Cinco meses después de volver de Nueva York, ya reincorporado a la Audiencia Nacional, Garzón recibió una querella contra Botín. No se abstuvo de intervenir y la inadmitió a trámite. La Sala de lo Penal de la Audiencia confirmó la inadmisión.

 

 

 

BBVA: el comodín de la baraja en la salvación del desastre de Ana Patricia Botín

 

 

Este era el comodín de la baraja de Pedro Sánchez, acostumbrado a a hacer juegos malabres y mantenerse en pie por muchos que somple el viento en contra. Pero probablemente estas artimañas aún le sirvan para mantener el poder que Okupa en La Moncloa; pero las finanzas son bastante más complicadas.

El PSOE está inmunocomprometido con el Banco de Santander y con la familia Botín. Lo mismo que el PP. Y que Ciudadanos. Hasta Podemos está en deuda con el "clan Botín" que va a luchar hasta el últimos suspiro por no perder el control del Banco de Santander porque eso podría suponer, además, la entrada en prisión no sólo de Ana Patricia Botín sino de alguno más de los miembros de la saga. Motivos y delitos no les faltan.

El Gobierno pretendía -en uno de sus trucos de magia- que el BBVA asumiera  una fusión (absorción) del Banco de Santander de modo que no se vendiera a la opinión pública como el fracaso más estrepitoso en la historia bacaria de España. Pero resulta absolutamente imposible. El BBVA sólo aceptaría un Santander saneado y eso costaría cerca de 100.000 millones de eruos que no existe de dónde sacarlos.

Acudir al rescate bancario es la última de las opiciones que desea Pedro Sánchez pero la intervención resulta absolutamente imprescindible.

Según fuentes muy bien informadas, desde el Ejecutivo se alentaba, incluso, un préstamo puente del BBVA al Banco de Santander pero la cantidad que podría trasnferirle el BBVA no serviría ni para tapar las grietas del recibidor de la entidad destrozada bajo la pésima gestión y las múltiples irregularidades de Ana Patricia Botín.

Por eso ninguna de las opciones barajadas parece ya posible. Sólo la intervención del Banco de Santander por parte del Gobierno paliaría (que no evitaría) las terribles consecuencias económicas de la quiebra ténica  de la entidad destrozada por Ana Patricia Botín y que pueden hacer entrar a España en la mayor crisis financiera de su historia.

Y todavía no les hemos contado nada de la verdadera sepultura del Banco de Santander y que tiene nombre de país iberoamericano: Brasil.

Mientras tanto los cuchillos se afilan en el Consejo de Administración del Banco de Santander en el que Ana Patricia Botín -que se sabe absolutamente sola- ha entrado en un delirio y desconfía absolutamente de todos.

Comenta esta noticia