Jueves, 27 Junio 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

15 cachorros de "La Manada de Alá" agreden brutalmente a un policía en Melilla

PUBLICADO EL Miércoles, 13 Marzo 2019 08:49 Escrito por La Tribuna de Melilla
Policía Agredido. Foto Facebook Policía Agredido. Foto Facebook

 

Según nos han informado nuestros compañeros de la redacción de La Tribuna de Melilla (periódico perteneciente al GRUPO Tribuna de España y todavía en edición en prubas), el pasado domingo, a las 21:40 horas, una banda de entre 15 y 20 criminales musulmanes, todos ellos menores de edad, agredían a un agente de la Unidad de Intervención Policial en la plaza de la Cruz Roja de Melilla, cuando el miembro de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado regresaba a su domicilio.

Los jóvenes practicantes de “la Religión de la Paz habían estado siguiendo al policía y conocían sus trayectos y su domiclio.

Así las cosas le increparon diciéndole “chivato, eres un madero de mierda” y profiriéndole graves insultos. El agente no respondió a la provocación ante el gran número de criminales acosadores y viendo su corta edad (algo que siempre acaba resultando un problema para el policía hostigado).

Pero llegado ya al portal de su vivienda, “la Manda de Alá” -en sección “benjamín”- se abalanzó sobre el policía, derribándole y propinándole una brutal paliza con puñetazos y patadas en la cara, cabeza y todo el cuerpo.

Ante el escándalo organizado se personó, minutos después, una patrulla de la Policía Local que aún pudo retener a dos de los agresores.

El policía debió ser trasladado a un centro hospitalario donde yuvieron que coserle la nariz y el cuello y presentaba numerosas contusiones en pómulos, ceja, frente, tobillo, así como erosiones, contusiones y hematomas por todo el cuerpo.

Con absoluta seguridad, esa misma noche el juez enviaría a los moritos a su Centro de Acogida y el mismo lunes ya estarían de nuevo en la calle atacando policías, violando mujeres o traficando con drogas.

No se ha producido, hasta el momento, ningún comunicado de la Subdelegación del Gobierno ni mucho menos de la Dirección General de la Policía y “la prensa del sistema” vuelve a silenciar los hechos –con la única excepción del periódico local El Faro de Melilla-.

Comenta esta noticia