Miércoles, 24 Abril 2019

Publicidad Levantina de Seguridad

Señora fiscal de Castellón: Josele goza de excelente salud y no piensa suicidarse. A vueltas con el "Caso Bar España".

PUBLICADO EL Miércoles, 27 Marzo 2019 22:11 Escrito por
Como en España se suicidan antes de prestar declaración, Señora fiscal de Castellón: Josele goza de excelente salud y no piensa suicidarse Como en España se suicidan antes de prestar declaración, Señora fiscal de Castellón: Josele goza de excelente salud y no piensa suicidarse

 

A quienes nos acusan de conspiranoicos les recordamos que, sólo la conocida como "trama Gürtel" se ha llevado la vida de 11 personas por delante entre suicios y extrañas muertes.

Parece argumento de película de intriga, pero es el sistema judicial español, el más mafioso de todos los sistemas judiciales de países con Estados de derecho-.

La verdad es que en la redacción de La Tribuna de España nos preocupamos por la seguridad "del jefe", pese a ser conscientes de que Josele Sánchez adopta todas las medias de seguridad a su alcance.

Pero han sido tantos y tan gordos los callos que ha pisado Josele Sánchez que cualquier medida de seguridad que tome, a mí -que llevo pegado profesionalmente a él y trabajando de manera inseparablemente unidos desde hace más de 30 años (que se dice pronto)- me resulta insuficiente.

Porque España es una nación donde mueren banqueros o fiscales en circunstancias extrañas, no se les hace autopsia, "la prensa del sistema" calla como putas y la opinión pública siquiera duda de en qué clase de régimen vive.

Nada de conspiraciones. Convenientemente, en estos 40 años de Régimen del 78 se ha muerto quien convenía al estado que muriera y en el momento adecuado para su fatal desenlace.

Sólo de la "trama Gürtel" han sido 11 las muertes que la justicia da por cerradas, y que "la prensa del sistema" no se hace la menor reflexión al respecto.

El  suicidio de Miguel Blesa, relacionado con la gestión irregular de Caja Madrid (en concreto, las tarjetas black y los sobresueldos), resultó algo incontestable para "la prensa del sistema".

Y eso "esta moda de suicidarse"  no es nada novedoso en este putrefacto Régimen del 78.

 

Rita Barberá: no ha habido investigación. Nadie contradice la versión conveniente para "el Régimen del 78"

 

La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, murió en plena investigación. La exalcaldesa de Valencia y senadora había sido relacionada con la Gürtel en 2009, cuando aún gobernaba la ciudad, después de que la Policía interceptara una conversación con el presidente de Orange Market, Álvaro Pérez ‘El Bigotes’ en la que comentaba que estaba en una tienda de Louis Vuitton comprando un bolso. Además, la Policía la señaló como cabecilla de una supuesta trama de financiación irregular en el seno del PP de Valencia.  A pesar de que en un principio todo apuntó a que la alcaldesa había fallecido como consecuencia de la presión mediática que estaba soportando por el caso, la autopsia -"tan oportuna como oficial"- finalmente determinó que la política padecía una cirrosis irreversible que no había sido diagnosticada previamente. Ya ven, tan importante como era y nunca se realizó un simple chequeo médio que hubiera detectado tan letal enfermedad que debió aparecerle de un día para otro...

 

Franciso José Yáñez Román falleció una semana antes de declarar

 

El padre de Iván Yáñez murió una semana antes de declarar en el juicio. El que fuera asesor del área económica del PP y padre del testaferro de Bárcenas, Francisco José Yáñez Román, murió por causas naturales un día 24 de enero de 2014. La fecha fue especialmente llamativa, porque sucedía una semana antes de declarar como imputado ante la Audiencia Nacional por un delito de blanqueo de capitales, tras supuestamente ayudar a Bárcenas y su mujer a esconder el dinero de forma ilícita.

 

 

María del Mar Rodríguez Alonso (esposa del dirigente del PP Tomás Burgos): una imputada que se suicida

 


María del Mar Rodríguez Alonso, esposa de Tomás Burgos - portavoz del PP en el Senado- se suicidó en pleno proceso judicial,  fue hallada muerta en un hotel de Bilbao el 21 de enero de 2015. Había denunciado ser víctima de un ‘Estado policíaco’ que la perseguía por unos delitos que no había cometido, había sido imputada junto a 42 personas más por falsear un documento mercantil y malversar fondos públicos. La Fiscalía pedía para ella dos años y nueve meses (por lo que tenía fácil eludir la cárcel). Sin embargo sabía demasiado. Desavenencias matrimoniales y una esposa despechada dispuesta a “contarlo todo”.Oficialmente, se suicidó.

 

Isidro Cuberos desapareció en extrañas circunstancias 

 

Isidro Cuberos, periodista que murió después de haber desaparecido en extrañas circunstancias. Exjefe de prensa del dirigente Javier Arenas e imputado en La Gürtel, fue hallado muerto el 29 de octubre de 2015 cuando le encontraron tirado en un barranco al lado de su moto, tras una semana de intensa búsqueda. Había sufrido un accidente. Se trataba de la pieza clave para comprender cómo había actuado el PP de Andalucía en ciertas tramas. Además, las dos sedes de sus empresas en Madrid, propiedad de Bárcenas, eran usadas por ministros y diputados del PP (que vivían fuera de Madrid) para así poder quedarse con las dietas que paga el Congreso. Es decir, tenía montada una humilde pensión (dicen que acompañada de otro tipo de servicios para relajar las duras jornadas políticas) para Sus Señorías peperas...

 

 La muerte más oportuna: fallece el juez del caso Gürtel

 

 

Muere el juez del caso Gürtel: Antonio Pedreira. El juez del caso Gürtel, murió por un accidente cerebral tras investigar tres años la causa. Tras un accidente cerebral, el juez que investigó durante tres años el caso Gürtel, murió a los 66 años el 13 de agosto de 2015. Con él, desapareció mucha información que estaba relacionada con el sumario más extenso que jamás se ha conocido en la historia de España.

Juan Pérez Mora se suició después de engañar a Correa: así las cosas, un simple vendedor de productos dietéticos fue capaz de emgañar a el cabecilla de La Gürtel, ¡nada menos que haciéndose pasar por juez! Cuentan que quería chantajear con la información obtenida pero “se pasó de listo”, obtuvo mucha información… y acabaron “suicidándole” en verano de 2009.

Otro suicidio más, parece que todos los implicados en la “Trama Gürtel” compartían “afición” por la autolisis: José Martínez Núñez era un empresario que contrató a un sicario para terminar con la vida de Cuiña, un constructor que también sabía demasiado pero, “casualmente”, también acabó suicidándose. Tras su ¿suicidio?, el magistrado acabó absolviendo al suicidado, pero condenó a dos de sus hijos, que ingresaron en prisión, por su participación en La Gürtel

 

 

La pandemia del suicidio se extendió entre los imputados por la "trama Gürtel" 

 

 

Un virus desconocido por la comunidad científica internacional, "el virus del suicidio", acabó cebádose con muchos de los implicados. Aún se desconoce si el virus se desarrolló en plena sede judicial o si infectó a los "suicidados" de manera virtual.

Anteriormente ya había aparecido este virus a lo largo de las cuatro décadas del Régimen del 78: desde un "supuesto" asesino de sus propios suegros, Los Marqueses de Urquijo, que apareció colgado en la celda de la prisión, hasta una joven bailarina y actriz rusa -embarazada "realmente"- que después de negarse a abortar decidió tirarse por el balcón de su casa

Pero el sicario contratado por Núñez para acabar con la vida del constructor que sabía demasiado... ¡también acabó infectado" por el "virus del suicidio"! y se ahorcó, tras dejar una carta admitiendo haber recibido el encargo de acabar con la vida del constructor Cuiña. El manuscrito del finado era lo mejor para todos los poderosos, algunos muy, muy, pero que muy poderosos... Eliminaba cualquier sospecha sobre su muerte (que no se la tragaría ni un estudiante de judicaturas), recurría a algo tan socorrido como "echar la culpa al muerto", ¡acá paz y allá -o, mejor dicho, "más allá"- gloria!

Francisco Sánchez Arranz - miembro del Consejo de Administración de Iberia- conocido por el sobrenombre de ‘Paco Avión’, era un hombre muy cercano a Correa y a "El Albondiguilla" (imputados en La Gürtel), muy, muy cercano... fatalmente, demasiado cercano. Sánchez Arranz intentó adjudicar un contrato en condiciones muy ventajosas para empresas relacionadas con La Gürtel -en connivencia con Francisco Correa y Arturo González Panero conocido como "El Albondiguilla"-. Tardó mucho el juez en decidirse a imputarlo ¡pese a que era más que evidente su participación en la adjudicación irregular de unos terrenos de la constructora UFC SA a sus dos íntimos amigos (?).  Pero cuando Su Señoría se decidió ¡por fin! a imputarlo, Francisco Sánchez Arranz ya se encontraba muerto. Cosas de la vida... o, más bien, cosas de La Gürtel y cosas de la muerte.

También debemos recordar a Leopoldo Gómez, alguien muy, muy, muy, amigo de Ana Mato (la  exministro pepera); también amigo de su marido, Jesús Sepúlveda aunque todo indica que la amistad con la entonces ministro de Mariano Rajoy  tenía un carácter "más cariñoso". Debía ser algo así como el pañuelo de lágrimas de las infidelidades que sufría la -por aquel entonces- ministro de sanidad. Leopoldo Gómez falleció en pleno juicio cuando estaba imputado por dos delitos de prevaricación y cohecho.
 
Podemos hablar del Fiscal Mazas y de tantas otras muertes naturales de gente sana, y de suicidios convenientes para el Régimen del 78, pero la lista sería tan extensa que en lugar de un artículo de periódico precisaríamos de toda una enciclopedia.
 
España -como Argentina- son naciones donde "las muertes inesperadas por causas naturales" (y muy oportunas) de personajes claves, en momentos adecuados, o los "suicidios convenientes para el Estado",  se han convertido en algo bastante más frecuente de lo que los lectores -poco adiestrados en la materia- puedan sospechar.
 
También el "caso Bar España", un caso ¡inexistente para la justicia española durante más de dos décadas! -porque denuncias y expedientes se han perdido "de manera casual" (y también de manera "muy oportuna") en los juzgados de Vinaroz- está repleto de muertes accidentales y de suicidios oportunos a los que dedicaré mi próxima crónica de esta mafia judicial de la que los juzgados castellonenses de Vinaroz son la más clara evidencia y que ahora, de manera descarada, va a por el director de La Tribuna de España, a por el valiente e insobornable perodista Josele Sánchez, que ha venido a extraer toda la mierda del sistema, como si de tratar una fosa séptica se tratara.
 
 
 
Un periodismo disidente que llega a 6 millones de españoles cada mes, se convierte en un "objetivo" de Estado
 
 
 
Ustedes mismos puden hacer las cuentas: lectores de La Tribuna de España, más lectores de La Tribuna de Málaga, La Tribuna de Extremadura, La Tribuna del Reino de Valencia, La Tribuna de la Provincia de Cartagena (no incluyo las de Granada, Ceuta y Melilla por estar todavía en fase de lanzamiento), más oyentes de La Tribuna de España Radio, más número de visulaizaciones totales de nuestras publicaciones mensuales en el Canal YouTube de La Tribuna de España (datos oficiales de Google Analytics + datos oficiales de Youtube) rondan los 6 millones de españoles informándose a través de la prensa más molesta para el sistema.
 
Y eso te convierte en un "Objetivo de Estado".
 
Por eso hoy sólo quiero alertar de la excelente salud de la que goza "mi otro yo", mi inseparable compañero de aventuras periodísticas y de "causas perdidas", el hombre al que sigo como periodista desde hace más de 30 años -desde Kabul, hasta Sierra Leona- desde el lanzamiento de aquel primer soplo de brisa fresca que supuso La Tribuna de Cartagena, hasta su última locura (en la que creí -y en la que también me embarqué- desde el primer momento) de iniciar La Tribuna de España como proyecto de periodismo disidente y que ¡en solo 9 meses! se ha convertido en todo un grupo de comunicación, modesto pero "toca huevos para el sistema", el GRUPO Tribuna de España, con ocho periódicos digitales, una emisora de radio y una canal YouTube que -en total- rondamos los seis millones de españoles que cada mes nos leen, nos ven o nos escuhan, a través de cualquiera de nuestros medios.
 
Josele no molesta a mucha gente: Josele molesta a gente muy importante -que es algo bien distinto y bastante más peligroso-. 
 
Josele Sánchez se ha convertido en el enemigo a abatir por parte del Estado.
Porque con muchas de sus publicaciones (y de las investigaciones que seguimos manteniendo en curso) tiene contra las cuerdas al Régimen del 78.
Porque ha apuntado a las élites financieras, judiciales y políticas, e incluso se ha atrevido a meter los dedos en la más alta magistratura de la nación, sin ninguna prevención -como ha hecho a lo largo de toda su carrera profesional- a pecho descubierto.
Y lo que es más peligroso para estos comemierdas que llevan 40 años saqueando a España: sin ningún miedo.
 
Cuando Josele decidió volver del exilio, no fue porque hubieran cambiado las amenazas a su vida que le hicieron poner tierra de por medio: lo único que había cambiado es que había perdido cualquier sentido del miedo.
 
Por supuesto que -quienes le queremos- le obligamos a que adopte las máximas medidas de seguridad: domicilio desconocido "casi" por todos (digo "casi" porque el CNI y Ana Patricia Botín -que vienen a ser lo mismo- conocen todos sus desplazamientos, intervienen todas sus conversaciones e interceptan todos sus correos) que cambia cada tres o cuatro meses, minimizar al máximo los desplazamientos (sólo cuando tiene que acudir a declarar en algún juzgado, o para alguna reunión o conferencia imprescindible) y trasladarse, siempre, rodeados de los mejores servicios de escolta y protección que -desde nuestra tremenda modestia económica- podemos proporcionarle, desconfiar de cualquier información que llegue por fuentes diferentes a las habituales... en fin, gajes del oficio que Josele conoce perfectamente y -para tranquilidad de sus millones de seguidores y disgusto de sus peligrosas enemistades- doy fe que es un viejo reportero acostumbrado a vivir en "situaciones límite" y que sabe cuidarse solo.
 
Pero ahora ya nada le detiene y ha decidio jugarse el todo por el todo.
 
De ser cierta la citación de la Fiscalía de Castellón (porque él aún no ha recibido ninguna notificación en el domicilio social del periódico -ya que, al carecer de un domicilio fijo- es donde siempre es requerido por la justicia), estoy convencido que lo que menos le importa a la señora fiscal es cuánto sabe y cuántas pruebas tiene del "caso Bar España". Ya le adelanto yo a la Fiscalía de Castellón que pruebas tiene para llenar la mesa de su despacho y saber, sabe mucho (seguro que no tanto como sabe la propio fiscal) pero casi...
 
Lo que ocurre es que, tras la citación de la fiscal de Castellón, no subyace el deseo de hacer justicia ¡20 años después!, ni de saber -después de dos largas décadas- qué ocurrió en la sucesión de gravísimos crímenes cometidos entre las cuatro paredes del Bar España, cómo se desarrolló, ni quiénes fueron los pederastas implicados en la mayor trama de secuestro, torturas, violaciones y hasta asesinatos de niños.
 
La fiscal quiere rendir cuentas con Josele Sánchez por el "caso Botín", por haber desvelado el posible assinato del banquero, por revelar las relaciones probadas entre el Banco de Santander y el narcoráfico, por haber denunciado las reiteradas estafas de Ana Patricia Botín a sus propios accionistas, por haber sido el primer periodista español en desvelar la mierda que cubre a Villarejo hasta la gorra (cuando el excomisario no estaba en prisión, ni era actualidad informativa, ni estaba -todavía- acusado de ningún delito, por mucho que ahora se marquen el farol de la primicia El Español o OK Diario), por haber revelado la relación entre el Rey Emérito y Jordi Pujol en el mayor pelotazo inmobiliario de la historia de España, por haberse burlado de la ineptitud el director del CNI y haber desvelado su papel de "mamporrero" del Borbón, de procurarle, traerle y llevarle las fulanas, de sobornarlas y hasta "supuestamente" de hacerlas desaparecer si causaban problemas (como pudiera ser -es un suponer- quedarse embarazadas), por haber refrescado la memoria de "el asalto" llevado a cabo entre Rodríguez Zapatero y Emilio Botín- a Forum Filatélico y Afinsa y el saqueo de todos los ahorros de medio millón de españoles, por haber desvelado "secretos de estado" y haber puesto nombre y apellidos a quienes negocian (a dos bandas) y en la sombra con dictaduras, como el Reino de Marruecos (tan vinculada en un tema "cerrado en falso" por la justicia como el 11M, a través de algua hermosísima mujer, con conocimiento el Jefe del Estado y no sólo dejando a su suerte -mejor sería decir a su desgracia- al pueblo saharaui sino llegando a begociar, en secreto, la soberanía de Ceuta y Melilla)  por haber hecho públicas las condonaciones de deudas y a cambio de qué del PSOE, el PP o del Grupo Prisa, por haber desvelado los nombres de jueces y fiscales "comprados" por el Banco de Santander, por haber denunciado al Fiscal Anticorrupción José Grinda por pederasta y, por idéntico motivo, a la juez Sofía Díez García, y al socilista Odón Elorza, y a los populares Francisco Camps y Carlos Fabra, y a Luis Solana (expresidente de Telefónica, exdirector general de RTVE y hermano del ministro de Felipe González), por poner su dedo acusatorio de la muerte de "las niñas de Alcácer" sobre el ministro Corcuera y su protección de los principales sospechosos (Bermúdez de Castro -hombre poderosísimo muy muy muy vinculado a la Casa Real-, Luis Solana y el exgonernador civil socialista de Alicante, Alfonso Calvé), por haber hecho pública la corrupción existente en la cúpula dirigente ¡con fajines de general ganados arrastrándose por las moquetas del ministerio! de la Guardia Civil, por denunciar la conexión israelí con el independentismo catalán, por desvelar la sumisión de los jueces y fiscales de Córdoba a Susana Díaz para tapar el caso de pederastia del jefe de la policía de Puente Genil, por enfrentarse a jueces capaces de cerrar la muerte de la pequeña Lucía Vivar para salvar los intereses de ADIF-Renfe, por publicar -lo que "la prensa del sistema" no tiene los cojones de publicar- respecto al "caso Julen", por hacer público el plan oculto de la Cumbre semisecreta de la ONU en Kenia y cuestionar el accidente de avión que "casualmente" sufrieron los representantes de los países que pretendían impedir la cacicada adoptada -y de la que todos seremos víctimas, cada vez que un avión vuele dejando extrañas estelas en nuestro cielo-, por no dejar títere con cabeza del bipartidismo, ni de los otros dos partidos que venían a "salvarnos de la casta", ni de la disidencia controlada en forma de supuesta extrema derecha...
 
Josele Sánchez tiene la mayor virtud que pueda tener un periodista: tiene la mayor colección de enemigos peligrosos que se pueda tener; empezando por la mismísima jefatura del Estado, pasando por responsables políticos, hasta el mismísimo Consejo General del Poder Judicial, desde el Ministerio Fiscal, hasta "las cloacas del Estado", la banca, las grandes compañías energéticas y de suministros (ahí están -sólo por citar un ejemplo- sus múltiples revelaciones de cómo los cartageneros pagan el 3% del independentismo catalán en sus recibos del agua); ha desbaratado planes del ministerio de Interior, como el intento de instalar el mayor Centro de Acogida de Refugiados de Europa en Cartagena, publicaciones que fueron calificadas por "la prensa del sistema" como "fake news" y que -ante la avalancha de pruebas que publicó, lo mismo que hará cuando comparezca, si es que lo hace, ante la fiscal de Castellón por el "caso Bar España"- tuvo que se reconocido como cierto por el propio ministerio de Defensa sin que, por cierto, ninguno de los soplagaitas felpudos de compañeros de profesión le pidiera, después, disculpas por haberle acusado de inventar la noticia.
 
Que la vida de Josele corre peligro no es nada que cualquier lector (de La Tribuna de España o de "la prensa del sistema") mínimamente informado, no esté al corriente.
 
Por eso, quienes estamos más próximos a él, tenemos la obligación de informar de su buen estado de salud y de las profundas creencias religiosas por las que jamás se quitaría la vida.
 
A partir de ahí (y como diría nuestro buen amigo Nostra) que sepan que #somoslegión quienes cremos en Josele Sánchez -no como político, ni como dirigente de nada, ni mucho menos como salvador del sistema-... creemos en Josele como herramienta fundamental para derrocar definitivamente al Régimen del 78.
 
Y estaremos muy pendientes de que nada malo le ocurra a Josele, ni fuera, ni dentro de la Fiscalía de Castellón.
  

.

 

 

 

 

 

 

Medios

Por fin la justicia (?) actúa en "caso Bar España"

Comenta esta noticia