Martes, 23 Octubre 2018

Comparece Echenique ante el Congreso: Ana Patricia Botín sigue siendo quien manda en España

PUBLICADO EL Miércoles, 18 Julio 2018 00:36 Escrito por

Hoy comparece en el Congreso de los Diputados, Rodrigo Echenique alias “El Alacrán”, o el criado de Emilio Botín en palabras del periodista Jesús Cacho.

Hoy los grupos parlamentarios de izquierdas, especialmente Unidos Podemos, podrían formular muchas preguntas acerca del presunto asesinato de Emilio Botín y de la irregular elección de Ana Patricia Botín como su sucesora al frente del Banco de Santander; no en vano, Echenique es –según la querella presentada ante la Audiencia Nacional-, como mínimo, encubridor del asesinato y responsable de la convocatoria y falsificación de acta de un consejo irregular de elección de presidenta.

Ningún grupo parlamentario lo hará, ninguno pondrá en aprietos a Rodrigo Echenique porque nadie muerde la mano del que le da de comer y todos, incluso Unidos Podemos, están agarrados por los testículos por la presidenta del Banco de Santander.

En algunos medios afines al Santander y Ana Patricia Botín (comprados con publicidad y préstamos para ser utilizados como portavoces cuando convenga) se está vendiendo la falsedad de que Ana Patricia Botín está regenerando el Santander y ha abierto las ventanas al aire limpio.

Nada más alejado de la realidad como demostraremos seguidamente, ya que siguen los mismos corruptos y se sigue produciendo la inclusión de amiguitos a los que se deben favores y enchufados. Nada nuevo bajo el sol de la “ciudad sin ley” como se llama a la Ciudad Financiera del Santander.

Vamos a empezar por los más antiguos que pese a haber dejado las funciones ejecutivas continúan en el Santander como consejeros del banco, para mantener silenciados los secretos de la familia Botín.

Empezamos por Rodrigo Echenique, alias “El Alacrán”, por ser el más veterano de todos y el que, probablemente, más secretos conozca de la familia Botín, no en balde fue nombrado albacea del difunto don Emilio y Jesús Cacho lo ha denominado “el criado de don Emilio

Echenique entró en el Santander allá por el año 1988 y tras varios años de consejero delegado, dejó dichas funciones en 1994. Pese a ello siempre se ha mantenido en el comité ejecutivo, que dejará a final de este año 2018 como ha anunciado el banco recientemente.

En su devenir por el banco tuvo intervención directa en el delito fiscal conocido como el “caso de las cesiones de crédito”, junto a Ignacio Uclés; fraude fiscal en el que se causó un perjuicio a la Hacienda española de más de 80 millones de euros y en el que se le facilitó documentación falsa al Estado. El caso se saldó con la indigna “doctrina Botín” y con un oscuro acuerdo con los herederos de don Rafael Pérez Escolar que desistieron del recurso de amparo 956/2008 ante el Tribunal Constitucional, dicen fuentes informadas que previo pago de 15 millones de euros.

También estuvo encausado por delito fiscal en el caso del regalo del 1% de las acciones de Banesto a Alfredo Sáenz Abad y otros comisionados del Banco de España en aquella intervención que tantas similitudes tiene con la del Banco Popular. “El Alacrán” también tomó parte en el “caso Mijas” al formar parte del comité ejecutivo del Santander cuando en 1996 se autorizó la venta de una finca de 480.000 metros cuadrados en Mijas (Costa del Sol) a unos testaferros por 450.759€, menos de 1€/m2 de terreno urbanizable, cuando su valor supera los 50 millones de euros. La presunta administración desleal fue denunciada en la última junta de accionistas por el abogado Eduardo Martín-Duarte Rosa, pero ni Echenique ni los demás miembros del consejo de administración del Santander y miembros de la alta dirección han iniciado acciones judiciales para restituir al banco y a los accionistas los 50 millones presuntamente defraudados.

El mismo Jesús Cacho ha escrito en diversas ocasiones que los negocios paralelos con cobertura del banco como el de la finca del “caso Mijas” eran tolerados y patrocinados por Emilio Botín como también ha contado Mario Conde de la “operación Antibióticos” en su libro “Los días de gloria”.

Como albacea del difunto Emilio Botín, debía tener perfecto conocimiento de todas las sociedades en paraísos fiscales de la familia Botín y entre ellas el entramado de sociedades off shore bajo el que se ocultaron a Hacienda los 2.000 millones de euros del HSBC de Ginebra.

Muchos otros son los casos en los que ha estado involucrado Echenique, pero si continuásemos dedicaríamos el artículo completo al alacrán y todavía tenemos que hablar de más personajes del Santander nuevos y antiguos.

Para acabar con los “guardianes” de los secretos de la familia Botín tenemos que mencionar a Ignacio Benjumea. Ex secretario general del banco y del consejo de administración desde 1996. No se movía una mosca en el banco sin que él lo supiese, no en balde como secretario general asistía a todas las reuniones del comité ejecutivo del banco y todas sus comisiones. Abandonó las labores ejecutivas en 2015, siendo nombrado vocal del consejo de administración.

Ignacio Benjumea, de trato y formas exquisitas rallando el amaneramiento y la sobreactuación, es conocido, como máximo responsable del área jurídica del banco, por encargarse de los trapicheos y enjuagues judiciales del Santander y la familia Botín. Por su mano pasaban todos los arreglos que han conseguido que Emilio Botín y el Santander nunca fuese condenado en las acusaciones de los casos de las cesiones de crédito, el caso de las indemnizaciones millonarias de Amusátegui y Corcostegui, y los casos judiciales del Santander que necesitaban de sus artes para conseguir un buen resultado para el banco, como el caso de la suspensión de pagos de Inversión Hogar directamente relacionado con el “caso Mijas” del que hemos informado en otros artículos.

Si para obtener buenos resultados judiciales para el Santander o la familia Botín hacía falta aprobarle la carrera al hijo del magistrado de turno, o nombrar a algún juez presidente de sección de la Audiencia correspondiente o nombrarle en comisión de servicio en algún Tribunal Superior de Justicia, allí estaba Benjumea con la colaboración de su despacho de abogados de cabecera.

El caso más reciente, que no será el último, en el que se ha visto salpicado Ignacio Benjumea y otros seis directivos del Santander y tres de la BNP Paribas, es en el de blanqueo de capitales que instruye el juez José de la Mata en la Audiencia Nacional por la lista Falciani, gracias a la cual se descubrieron los 2.000 millones de euros de la familia Botín en las cuentas del HSBC de Suiza.

Tanto Rodrigo Echenique como Ignacio Benjumea “guardianes” de los más inconfesables secretos de la familia Botín y del Santander, pese a haber dejado las labores ejecutivas, o estar a punto de hacerlo en el caso de Echenique a finales de año, continuarán sentados como vocales en el consejo de administración del Santander después de la “hoja de servicios” que hemos descrito con anterioridad. ¿Mantener a Echenique y Benjumea en el consejo de administración es regenerar el banco?

Pero en el consejo de administración del Santander nos encontramos con otro “veterano”: Juan Miguel Villar Mir, que pese a no haber formado parte nunca del banco es consejero del Santander desde 2013 y, dicen algunas fuentes, que otrora llevó a cabo alguna negociación en nombre de Emilio Botín con Rafael Pérez Escolar que fue hasta su fallecimiento el azote de Emilio Botín y sus secuaces en las juntas del banco y en infinidad de procesos judiciales.

Villar Mir está inmerso en diversas causas judiciales por supuesta financiación ilegal de partidos tanto en México como en España para la obtención de obra pública. Entre ellas el “caso Lezo” en el que parece que existe alguna conexión con Indra de la que hablaremos posteriormente. Su yerno Javier López Madrid, también involucrado en casos de financiación ilegal, es amigo de Ana Patricia Botín.

¿Mantener a estas tres “piezas” en el consejo de administración del Santander es regenerar el banco? Seguramente los grandes inversores del Santander no lo ven así y desearían que el consejo de administración y todos los estamentos del Santander se limpiase de verdad.

Ahora es el turno de los nuevos nombramientos en el Santander que se supone que vienen a insuflar aire nuevo y limpio para regenerar el Santander.

Javier Monzón de Cáceres, expresidente de Indra, es amigo personal de Ana Patricia Botín que le ha nombrado recientemente: (1) presidente de Openbank, el ruinoso banco de internet del Santander, (2) consejero de Santander España y (3) vicepresidente de Prisa, de la que el Santander es propietario de más del 20%. En estos nombramientos de Ana Patricia a su amigo Javier concurren circunstancias que llaman la atención.

Siendo Monzón presidente de Indra, la multinacional tecnológica participada por el Estado, acudió al rescate de Ana Patricia Botín y le compró la consultora de nuevas tecnologías Coverlink, después Razona, por sus malos resultados. Nos preguntamos si los nombramientos en Openbank, Santander España y Prisa se deben a la amistad personal y al pago de los favores prestados por Monzón utilizando a Indra para comprar una empresa sin valor a su amiga Ana Patricia.

Ese estropicio de la actual presidenta del Santander fue pagado por Indra con dinero del Estado, que es propietario del 18% de Indra. Téngase en cuenta que Indra es una empresa con pérdidas millonarias de 430 millones de euros y una deuda neta de más de 800 millones de euros en el primer semestre del 2015, antes de que Monzón fuese despedido, y con un ERE de 3.000 empleados. Si a la compra de Coverlink a Ana Patricia Botín y su nombramiento en Openbank y Santander España le unimos las acusaciones contra Monzón de contratos ruinosos e hinchados, las pérdidas mencionadas y la investigación del “caso Lezo” en el que ha salido a relucir que Indra desvió fondos públicos con empresas pantallas al PP de Madrid nos volvemos a preguntar ¿esta es la regeneración de Ana Patricia Botín para el Santander?

Para finalizar, nos encontramos con Ramiro Mato García-Ansorena, expresidente de BNP Paribas en España, banco en el que entró en 1993 como responsable de la banca de inversión y abandonó en octubre de 2017, siendo nombrado consejero del Santander por Ana Patricia Botín el pasado 28-11-2017.

Es razonable preguntarse sobre el nombramiento de Ramiro Mato si el mismo guarda relación con la ocultación a la Hacienda española de los 2.000 millones de euros de la familia Botín, ocultación en la que participó el HSBC y la BNP Paribas presidida por Mato.

La Audiencia Nacional tiene abierta una investigación por blanqueo de capitales del patrimonio de la familia Botín a tres directivos de la BNP Paribas, junto con Ignacio Benjumea y otros seis directivos del Santander.

Pero además, la BNP ¿o Ramiro Mato utilizando los fondos de la BNP?, al igual que Indra, ha hecho otros favores a Ana Patricia Botín. El banco francés se quedó con Levantina, empresa líder mundial en la explotación de piedra natural. Suala Capital Advisers, después Impala Capital Partners, fondo de capital riesgo creado por Ana Patricia Botín entró en Levantina con resultado desastroso que llevó a que tuviera que ser rescatada para no presentar concurso de acreedores. El rescatador fue la BNP Paribas que se la quedó con su deuda que ha venido refinanciando en los años en los que ha sido presidente Ramiro Mato.

¿Colocar a amigos en pago de favores prestados es regenerar el Santander? A nosotros no nos lo parece; son las mismas formas de toda la vida de la familia Botín de pago de favores, amiguismo y enchufismo.

Un consejo de administración con Rodrigo Echenique e Ignacio Benjumea como consejeros por guardar los secretos de la familia Botín no es regeneración.

Como tampoco lo es el pago de los favores prestados a Javier Monzón con la presidencia de OPENBANK y a Ramiro Mato con un puesto en el consejo de administración del Santander.

Pero no habrá slorpresas en la comparecencia parlamentaria. Nadie pondrá en peligro los pilares del sistema.

Ni mandaba antes Rajoy ni lo hace ahora Pedro Sánchez: Ana Patricia Botín seguirá siendo quien gobierne España.

Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

Desde el exilio: La palabra de Josele Sánchez

Redes Sociales

Comenta esta noticia





La Tribuna de España

Periodismo con valores.
Director: Josele Sánchez.

Periódicos Asociados