Jueves, 22 Agosto 2019

El Barça se lleva el título con mucha polémica (90-92)

PUBLICADO EL Lunes, 19 Febrero 2018 00:00 Escrito por

El Madrid salió a la cancha 17 abajo en el último cuarto, pero a falta de once segundos los blancos tuvieron balón para forzar prórroga o ganar. Falló Causeur el triple y le hicieron falta a Taylor no señalizada en el rebote

Real Madrid (21+13+18+38): Causeur (2), Doncic (14), Campazzo (14), Tavares (2), Thompkins (17) -quinteto titular- Randolph (2), Fernández (14), Reyes (2), Ayón (3), Carroll (18), y Taylor (2)

FC Barcelona Lassa (15+25+27+25): Hanga (12), Heurtel (8), Sanders (12), Tomic (17) y Moerman (4) -quinteto inicial-, Ribas (21), Navarro (-), Oriola (9), Claver (7), Koponen (2)

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Emilio Pérez Pizarro y Carlos Peruga. Eliminaron por personales a los barcelonistas Moermann, en el minuto 37, y a Adam Hanga, en el minuto 38. También fue eliminado el madridista Campazzo, en el minuto 40

Incidencias: Unos 9.912 espectadores acudieron hoy al encuentro correspondiente a la final de la Copa del Rey 2018, que se ha celebrado en Las Palmas de Gran Canaria

El Real Madrid partía como favorito. Llevaba una racha excepcional de resultados mientras que el conjunto blaugrana estaba cuajando una de las peores temporadas de los últimos años, pero, como suele pasar en estos partidos, la sorpresa saltó. Y saltó porque el Real Madrid hizo el ridículo sobre la cancha durante muchos minutos. Se puso tarde las pilas y lo pagó caro.

La llegada de Pesic al banquillo blaugrana ha cambiado a un equipo que estaba totalmente hundido y ha tenido como recompensa la conquista de un título (desde la Supercopa del 2015 el Barça no ganaba nada). Sufrió eso sí, y eso que llegó al último cuarto con 17 puntos de ventaja.

El choque es difícil de analizar, ya que no hubo ritmo. Muchas faltas y pérdidas de balón y sin claro dominador. Pero en esa locura, dominó el conjunto blaugrana, muy intenso y con canastas imposibles que sacaron de sus casillas al Real Madrid.

Poco a poco la ventaja fue en aumento y ni los tiempos muertos del técnico blanco causaron efecto. La defensa del cuadro catalán bloqueó al Madrid, que sólo anotaba desde la línea de tiro libre.

Gracias a ello, los de Pesic llegaron al último cuarto 17 arriba. Parecía que el choque estaba sentenciado, pero ni mucho menos. Se puso el Madrid a la heroica y casi lo consigue. 

Anotó 38 puntos en el último parcial, con una defensa asfixiante y a base de triples. Carrol, Rudy y Campazo tiraron del carro y llegó la locura a falta de un minuto.

Con ocho abajo, Taylor se inventó dos triples para poner al Real Madrid a dos. Le tembló la mano a Oriola desde la línea de tiro libre, fallando los dos lanzamientos y dando la última posesión al Madrid, que dispuso de una ocasión inmejorable para forzar la prórroga e incluso ganar un partido que era imposible.

El balón fue a Taylor, que en racha, no decidió jugársela. Éste pasó a Causeur, cuyo lanzamiento de tres no tocó ni aro, pero el balón le cayó franco a Taylor debajo de la canasta. Justo cuando iba a lanzar para empatar el partido, recibió un manotazo que inexplicablemente no vieron los árbitros.

Final. Ganó el Barça y se desató la polémica en la cancha, con varios piques entre jugadores y la indignación blanca. Dicha indignación y rabia vino por el pobre espectáculo que llevó a cabo durante los tres primeros cuartos, donde tiraron el partido a la basura, más que por la falta no señalada, que es verdad que existió y que pudo cambiar el futuro de la Copa del Rey.

Información adicional

  • Antetítulo: baloncesto. final copa del rey
La Tribuna de España

Equipo de redacción.

Redes Sociales

Comenta esta noticia