Sábado, 24 Agosto 2019

Diego Costa derriba el muro iraní de rebote (1-0)

PUBLICADO EL Jueves, 21 Junio 2018 00:00 Escrito por

Los de Hierro sufrieron de lo lindo para doblegar a un equipo que se dedicó a dar patadones y perder tiempo.

España acabó pidiendo la hora ante la débil Irán.

Irán; Beiranvand; Rezaeian, Hosseini, Pouraliganji, Haji Safi (Mohammadi, m.69); Ebrahimi, Taremi, Ezatolahi, Amiri (Ghoddos, m.86), Ansarifard (Jahabakhsh, m.75); y Azmoun

España; De Gea, Carvajal, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba, Busquets, Iniesta (Koke, m.70), Lucas Vázquez (Marco Asensio, m.79), Isco, Silva y Diego Costa (Rodrigo, m.89)

Resultado; 0-1 Diego Costa (54')

Árbitro; Andrés Cunha (URU). Amonestó a los iraníes Amiri (78) y Omid Ebrahimi (90)

Incidencias; partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B del Mundial de Rusia 2018, disputado en el Kazán Arena ante 42.718 espectadores

Lo importante eran los tres puntos y ya están en el bote. España no jugó bien...vale, pero tampoco están dando muchas alegrías Argentina, Brasil o Alemania. Menos tonterías. Lo que vale son las victorias.

Todo parecía resuelto antes de saltar al campo. Irán no era rival para la poderosa España. Error muy común. En este Mundial cualquier selección pude hacer daño, que se lo digan a los favoritos de turno, y España no iba a ser menos.

Los de Hierro necesitaban la victoria para no complicarse la vida en el último enfrentamiento ante Marruecos y salieron dominando de manera aplastante. Tocaron y tocaron y después de eso...volvieron a tocar, pero no encontraban un resquicio donde incar el diente a la defensiva Irán, que se dedicó a dar patadones y simular lesiones durante los primeros 45 minutos. Y no les fue mal la estrategia, ya que España se fue a vestuarios con cero tiros a puerta.

Y hubiesen seguido con la misma estrategia si Diego Costa, con mucha suerte, no llega a marcar el cero a uno tras un rebote y mucha fortuna a los nueve minutos del segundo tiempo. El trabajo difícil estaba hecho. Tocaba disfrutar, o eso pensábamos que pasaría.

Porque la cobarde Irán se puso las pilas y a base de pundonor, y de racanería de los nuestros, pasó a tener más posesión de balón y llevar cierto peligro.

Tanto es así que hasta marcó un tanto, que posteriormente fue anulado por fuera de juego. Fueron momentos de tensión mientras el árbitro revisaba la jugada, que por suerte favoreció a los nuestros.

Y tuvieron otra más y muy clara acabando ya el partido. Tras buena jugada por banda y centro al corazón del área, Terami entró con todo y enchufó un testarazo que se fue ligeramente alto. Ocasión inmejorable.

La verdad es que es curioso que España acabase pidiendo la hora contra Irán, pero eso se olvida rápido. Lo importante es que España venció y tiene encarrilado el pase a octavos de final.

Información adicional

  • Antetítulo: España se coloca líder de grupo junto a Portugal
La Tribuna de España

Equipo de redacción.

Redes Sociales

Comenta esta noticia