Martes, 19 Febrero 2019

App La Tribuna de España

 

 

Los motivos económicos esgrimidos por el Santander para no nombrar a Andrea Orcel nuevo consejero son simples excusas. La Tribuna de España está en condiciones de afirmar -de fuentes de absoluta solvencia- que Ana Patricia Botín teme perder su poder a manos del candidato de los accionistas mayoritarios.

Para tratar de justificar el ridículo internacional del Banco de Santander y, más concretamente, de su presidente con la renuncia al nombramiento de Andrea Orcel como nuevo consejero delegado, los medios felpudos de Ana Patricia Botín,  han lanzado una campaña diciendo que el Santander estará mejor sin él y tratando de desprestigiarlo tildándole de “tiburón financiero” y de “matón” (bully); pero ese no es un perfil negativo para entrar en el Santander, todo lo contrario, ese es el perfil preferido en el Banco de Santander, los tiburones y matones sin escrúpulos de ningún tipo son los profesionales que busca el banco todavía presidido por una Ana Patricia Botín que ¡no podemos olvidar! está acusada (junto con su madre, Paloma O´Shea) de inducir al asesinato de su padre, Emilio Botín .

Algunos medios han dicho también que Orcel discute y alza la voz con sus equipos. Recordemos que Orcel es italiano y los mediterráneos tenemos más tendencia a levantar la voz, y además discutir no debería asustarle a nadie ya que es demostración de que se produce un contraste de opiniones, pero eso debe sorprender en el Santander donde están acostumbrados a no llevar la contraria y a la obediencia ciega al clan Botín.

Orcel ha trabajado durante muchos años asesorando a Emilio Botín y al Banco de Santander en sus adquisiciones, destacando sobremanera la del ABN Amro (de la que se derivarían los “valores Santander” de nefasto recuerdo para sus adquirentes) por lo que era de sobra conocido en la Ciudad Financiera conocida como “la ciudad sin ley”.

 

 

Ana Patricia Botín desquiciada por las filtraciones a llegado a acusar a su propio hermano de ser nuestro "informante"

 

 

 

Ana Patricia Botín está absolutamente desquiciada por saber quién filtra noticias del propio Consejo de Administración del Banco de Santander a La Tribuna de España.

Según nos han informado (evidentemente, alguien del propio Consejo de Administración) Ana Patricia Botín ha entrado en una situación patológica de delirio buscando “al traidor”: duda hasta de sus colaboradores más próximos y en una tensa y acalorada discusión ha llegado a acusar a su propio hermano, Francisco Javier, de ser el consejero que filtra informaciones de las reuniones del más alto órgano directivo del Banco de Santander a La Tribuna de España.

 

Francisco Javier Botín O´Shea

 

 

La situación irrecuperable del Banco de Santander, que -desde la llegada de Ana Patricia Botín a la presidencia- ha perdido más del 40% del valor de sus acciones, las revelaciones del excomisario Villarejo (denunciadas por La Tribuna de España mucho antes de que “la prensa del sistema” se hiciera eco de las escuchas telefónicas), la situación de quiebra técnica “ de la entidad, la petición de intervención del Banco de Santander por parte del Fondo Monetario Internacional y la amenaza que sigue pesando sobre ella (y sobre su madre, Paloma O´Shea) de haber inducido al asesinato de su padre, Emilio Botín, ha hecho que la presidente del Banco de Santander entre en una paranoia continua donde no se fía absolutamente de nadie.

 

 

¿Ana Patricia Botín feminista? una campaña de marketing con la mayor desvergüenza

 

 

El Banco de Santander y los medios felpudos de Ana Patricia Botín, llevan mucho tiempo tratando de vender una imagen de que la presidente es una mujer solidaria, conciliadora y feminista; pero nada de eso es cierto, es sólo una campaña de marketing para tratar de dulcificar la nefasta imagen pública y el riesgo reputacional que arrastra la presidente del Santander y toda la dinastía Botín.

El nombramiento de Andrea Orcel como nuevo consejero delegado del Santander fue anunciado el 25-9-18, y, como es lógico, dicho nombramiento no se efectuó a la ligera, de la noche a la mañana como el de la actual presidente, sino después de un periodo de análisis y con plena conciencia por el Santander de los costes que dicho fichaje llevaba aparejado.

Nadie del Banco de Santander puede pretender ahora que nos creamos la excusa de que no se ha nombrado a Orcel por el coste de 50 millones de euros de las remuneraciones diferidas acumuladas por éste en el banco suizo UBS. Téngase en cuenta que dicho pago es perfectamente disimulable en diversas anualidades para disminuir su impacto.

Cuando en septiembre de 2018 Ana Patricia Botín anunció “a bombo y platillo” el nombramiento de su nuevo consejero delegado estrella considerado el banquero de inversión más famoso de Europa, todo el Santander conocía perfectamente las condiciones económicas que implicaba el fichaje de Orcel. Por tanto, no son creíbles ahora las excusas sobre el coste “inaceptable” de su contratación, so pena de que su comisión de nombramientos y todo el Banco de Santander en pleno queden en muy mal lugar al ser tan chapuceros de atreverse a anunciar un fichaje estrella como el de Orcel sin conocer su verdadero coste.

El portavoz de la propia UBS, Dominik von Arx, ha dicho que "Este es un asunto entre Andrea Orcel y Santander" y que "UBS aplicó las reglas del plan de compensación relevantes en tales casos y las hizo transparentes para todas las partes antes de tomar cualquier decisión". Por tanto, queda claro que el Santander sabía perfectamente las condiciones y el coste de su fichaje estrella para el puesto de consejero delegado.

 

 

 

El “clan Botín” no siente ningún respeto por la justicia: sencillamente la compra

 

 

En los mercados y medios internacionales ha llamado la atención la chapucera actuación y el ridículo hecho por el Santander. A título de ejemplo, Reuters ha comentado el “sonrojo” y “rubor” de Ana Patricia Botín con su actuación “temeraria e ingenua”, Evan Stewart, socio de la firma de abogados Cohen & Gresser, ha dicho que la actuación de UBS era "bastante predecible", Richard Wehrhahn, socio gerente de Intral Strategy Execution en Madrid, ha llegado a decir que la operación "no parece estar bien gestionada, no se nombra un nuevo CEO y de repente se dice que no viene", Ilana Weinstein, directoro de la firma de reclutamiento de Wall Street IDW Group LLC ha dicho que le parecía la obra de un aficionado "It feels me like amateur hour". Todos estos comentarios dejan en muy mal lugar al Banco de Santander y especialmente a su presidente.

Las justificaciones, con invocaciones a los valores del banco y al respecto a los accionistas y clientes, del comunicado de prensa del Banco de Santander, suenan a falsas ya que a lo largo de los años la actuación del clan Botín y del Santander ha demostrado su total falta de valores y de respeto hacia los accionistas, los clientes y la sociedad en general.

Como ejemplos tenemos los fraudes fiscales de las cesiones de crédito y la doctrina Botín, tan de actualidad por las grabaciones del comisario Villarejo, los 2.000 millones de euros ocultos en el HSBC de Suiza o la “adquisición” del Banco Popular por 1€ que reflejan el respeto del Santander, su alta dirección y el clan Botín por la sociedad y los verdaderos valores.

La evidencia de que el coste de los profesionales no ha preocupado nunca al clan Botín, con tal de mantenerse en el poder del Banco de Santander, son las multimillonarias jubilaciones de José María Amusátegui de la Cierva, Ángel Corcóstegui Guraya, Alfredo Saenz Abad, Francisco Luzón López o Javier Marín Romano.

Amusátegui abandonó la copresidencia del banco en agosto de 2001, percibiendo 43,7 millones de euros y una pensión vitalicia de 7 millones de euros anuales. Por tanto, el coste de que Amusátegui dejase vía libre a Emilio Botín ha costado a los accionistas del Santander desde 2001 hasta 2018 la nada despreciable cantidad de 170 millones de euros. Corcóstegui, cuando abandonó el banco con 51 años recibió 108 millones de euros y un complemento de 1,8 millones de euros anuales con cargo al Santander, lo que arroja un coste total de 125 millones de euros para dejarle el camino expedito a Emilio Botín en el Banco de Santander. Corcóstegui, ingeniero de caminos y doctor en finanzas, tenía una gran experiencia y reputación en el sector tras su paso por el Banco Vizcaya, el BBV y el Central Hispano, por lo que desprenderse de un ejecutivo de la categoría de Corcóstegui con sólo 51 años resultaba inexplicable y más aún con un coste de 125 millones de euros. En conclusión, las jubilaciones de Amusátegui y Corcóstegui, desde 2001 al 2018, le han costado al Santander y a sus accionistas entre 280 y 300 millones de euros; y cada año ese importe se incrementa anualmente en 7 millones de euros que percibe Amusátegui. Tampoco podemos olvidar los 88 millones de euros que se llevó Alfredo Sáenz, los 65 millones de euros de Francisco Luzón cuando fue defenestrado, o como Javier Marín Romano, fue defenestrado por Ana Patricia Botín con 48 años y un coste de 11 millones de euros. Todos esos pagos suman 444 millones de euros pagados a cinco profesionales con la única finalidad de dejar camino libre a la dinastía Botín en la presidencia del Santander, ya fuera a Emilio Botín o a su hija Ana Patricia.

 

 

Orcel era el hombre “impuesto” para salvar al Santander de la bancarrota

 

 

 

A ese coste habría que sumarle el de toda la cohorte de enchufados que cobran su sueldo todos los meses gracias al pago de favores prestados al clan Botín.

Entre ellos podemos mencionar: Luis el hijo de Luis Pineda (presidente de Ausbanc), Rodrigo el hijo de Rodrigo Echenique, Fernando hijo de Ignacio Benjumea, Alfredo y Gonzalo hijos de Alfredo Saenz, Keka, Blanca, Almudena, María y Álvaro hijos de Ignacio Uclés, Isadora, Flavia y Álvaro hijos de Isabel Tocino, Ricardo Gómez Acebo Calparsoro el marido de Paloma Botín, Gonzalo Garrigues, y un largo sin fin de apellidos ilustres enchufados en el Santander con cargo a los accionistas.

Fuentes del propio Consejo de Administración han informado a La Tribuna de España que Orcel era el hombre de los accionistas mayoritarios que le habrían puesto al frente del banco para salvarlo de su situación de bancarrota.

 

Sin Orcel, el Santander va directo a la intervención del banco

 

 

No olviden que Orcel es el más reconocido banquero de banca privada de Europa y que ya ha realizado grandes operaciones de adquisición para el Santander como la del ABN Amro. La entidad financiera necesita tapar sus agujeros con crecimiento mediante adquisiciones como la del Banco Popular, y en eso Orcel es especialista.

Tengan presente que el Banco de Santander, desde la llegada de Ana Patricia a la presidencia (en septiembre de 2014) ha realizado dos ampliaciones de capital que totalizan más de 15.000 millones de euros y que el valor de la acción ha bajado un 40% desde más de 7€ a los actuales 4€ por acción.

De ser cierta la tesis de que Orcel es el candidato de los grandes accionistas, evidenciaría que la verdadera causa de su no ratificación como consejero delegado sería el temor de Ana Patricia Botín y todo el clan Botín de perder su poder omnímodo y dejar de ser los amos del Santander que consideran su cortijo exclusivo y de hecho, en los 161 años de existencia del Santander, casi la mitad ha sido presidido por miembros de la “dinastía Botín” de los cuales los últimos 68 de forma continuada.

Los propios colaboradores de la presidente del Santander manifiestan, en confidencias a escondidas, que Ana Patricia Botín no es ninguna eminencia y que el cargo le queda grande pese a llevar en el banco desde que entró en el consejo de administración en 1989 con sólo 29 años.

 

 

Nadie cree ya en una Ana Patricia Botín cuya incapacidad para revertir el hundimiento del Santander está sobradamente demostrada

 

 

 

El nombramiento de Ana Patricia Botín como presidente del Banco de Santander ha sido puesto en duda incluso por el Financial Times, en septiembre de 2014, cuando manifestó que las dinastías familiares pertenecen a la historia de la banca europea, no a su futuro (“Family dinasties belong to history of European banking, not to its future”).

El prestigioso periódico económico de la City londinense no se quedó ahí y criticó la demasiado ambiciosa incursión de Ana Patricia Botín en la banca de inversión (“its overambitious sortie into investment banking”) y la disminución de ganancias del Santander UK durante sus cuatro años de mandato (“at Santander UK profits have fallen during her four-year tenure”).

Además puso de manifiesto que la familia Botín no tiene una participación significativa en el Santander, que actualmente no alcanza el 1%; y que Ana Patricia Botín no pasó el debido proceso de selección que debería pasar un presidente de una empresa cotizada en bolsa (“did not go through the due process of selecting a chairman for a listed company”).

Dicen fuentes solventes consultadas por La Tribuna de España que el difunto Luis Valls Taberner se opuso al nombramiento de Ana Patricia Botín como presidente del Banco de Santander, criterio que podría proceder del conocimiento de sus “fracasos” en el mundo financiero como: (1) la compra del Peregrine Securities Singapore que acarreó unas pérdidas al Santander que se cifran entre 300 y 480 millones de euros; (2) la consultora de nuevas tecnologías Coverlink o Razona, en la que se produjo un enfrentamiento con los socios fundadores bilbaínos, y acabó adquirida por Indra que acudió al rescate de Ana Patricia gracias a Javier Monzón; (3) Suala Capital Advisers fondo de capital riesgo en el que tropezó tanto con la compra de la empresa Paconsa, empresa de transportes, que llevó al concurso de acreedores con un agujero de 185 millones de euros, como con Levantina, empresa líder en el sector de la explotación de piedra natural (mármol, granito, pizarra, etc.), que tuvo que ser rescatada para no presentar concurso de acreedores por BNP Paribas que se la quedó de mano de Ramiro Mato García-Ansorena; (4) en los años al frente de Banesto Ana Patricia Botín fue sancionada hasta en cinco ocasiones por mal asesoramiento y retención de saldos de los clientes fallecidos impuestas en 2014 y 2018 a Santander UK por importe de 15 y 36 millones de euros, las más elevadas impuestas por el supervisor británico FCA.

 

 

El sitio de Ana Patricia Botín no es la presidencia del Santander sino una celda en la cárcel

 

 

 

Todo ello sin mencionar la defensa de Bernard Madoff que realizó (en un comité ejecutivo del banco) la actual presidente del Santander, sabiendo que existían varios informes de la propia entidad que denunciaban que era una estafa piramidal.

Tengan ustedes en cuenta que el propio Emilio Botín Sanz de Sautuola López, abuelo de Ana Patricia Botín, llamaba a su hijo Emilio “asno” y participaba serias dudas “por la falta de luces de Emilito, lo que suple con una fuerza de voluntad descomunal y una asombrosa capacidad de trabajo” como contó Rafael Pérez Escolar en sus Memorias (págs. 117 a 121. Foca ediciones 2005).

De todo ello podría concluirse que el clan Botín no destaca pues por ser unas eminencias de la banca, sino por saberse rodear y comprar influencias políticas y judiciales y mantener todos sus abyectos desaguisados ocultos con la compra de los medios de comunicación que no se atreven a publicar nada en contra del clan por miedo a perder la financiación y la publicidad del Santander.

 

Esta será, más pronto que tarde, la vivienda de Ana Patricia Botín 

 

 

También mantienen que los grandes accionistas están hartos de los constantes escándalos del clan Botín y el Banco de Santander y sus contantes problemas con la justicia, de los que salen bien parados y se libran de la cárcel por favores políticos y judiciales como se ha desvelado con las recientes revelación de las grabaciones de Villarejo en las que se pilló a la vicepresidente María Teresa Fernández de la Vega conspirando para salvar a Emilio Botín de entrar en la cárcel por el delito fiscal de las cesiones de crédito, recordemos también el escándalo de los 2.000 millones de euros ocultos por el clan Botín en el HSBC de Suiza y que se libró todo el clan de entrar en prisión también por favores políticos del gobierno socialista de Zapatero. Pueden ustedes recordarlo en los dos últimos artículos que publicamos sobre el tema.

https://latribunadeespana.com/espana/psoe-12-millones-de-euros-a-cambio-de-emilio-botin-no-entrara-en-prision https://latribunadeespana.com/espana/el-psoe-libra-de-la-carcel-a-la-presidenta-del-santandery-al-resto-del-clan-botin-al-completo

Los Botín tampoco quieren perder los negocios paralelos que surgen a la sombra del Banco de Santander como son la “operación Antibióticos” o en el “caso de la finca de Mijas” y tantas otras de las que la rumorología financiera dicen que se han producido en los 68 años de presidencia del Santander de las tres últimas generaciones de la “dinastía Botín” y que han llevado a amasar los 2.000 millones de euros ocultos en el HSBC de Suiza que José Manuel Novoa cifró en 6.000 millones.

Por mucho que la justicia y la fiscalía (comprada por los Botín), los sucesivos gobiernos (comprados por los Botín) y "la prensa del sistema" (comprada por los Botín) intenten silenciar la situación real del Banco de Santander, más pronto que tarde saltará por los aires la estafa continuada y la bancarrota a la que ha llevado Ana Patricia Botín a la que llegó a ser una de las primeras entidades financieras del mundo.

Lejos de quitarse el problema deshaciéndose de Orcel, esta decisión personal de Ana Patricia Botín (con los principales accionistas en contra) supondrá su caída definitiva y le acerca, cada vez más, al lugar donde debe estar: la celda de una prisión española.

Por tanto, no se dejen engañar ustedes y juzguen por si mismos…

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en España

El PSOE libro de la cárcel por dos veces a Emilio Botín por delito fiscal, tanto en 2006 con las cesiones de crédito como en 2010 con los 2.000 millones de euros ocultos en el HSBC de Ginebra (Suiza). En ambos casos habría tenido intervención el gobierno socialista de Zapatero.

El pasado sábado 12-1-19 publicamos como el gobierno del PSOE, según las grabaciones del comisario Villarejo, habría conspirado, con la intervención de María Teresa Fernández de la Vega, para librar de la cárcel a Emilio Botín por fraude fiscal en el caso de las cesiones de crédito que se saldó con la ignominiosa “doctrina Botín” establecida en auto judicial de la Audiencia Nacional dictado por el entonces magistrado Javier Gómez Bermúdez. La doctrina Botín libró de la cárcel también a Rodrigo Echenique Gordillo, entonces consejero delegado del Santander y actualmente todavía vocal del consejo de administración; a Ignacio Uclés Romero, entonces jefe de asesoría jurídica, y a Ricardo Alonso Clavel jefe contable del Santander en aquella época.

La conversación grabada el 4-2-2005 a Fernández de la Vega, entonces vicepresidente, ministro de la Presidencia y portavoz del gobierno de Zapatero, e Ignacio Rupérez Calvo, jefe de estudios del Santander, parece no dejar lugar a dudas sobre las órdenes políticas y judiciales del gobierno socialista para librar de la cárcel a Emilio Botín y que pudieron tener la contraprestación de la condonación de la deuda del PSOE de 12 millones de euros (2.000 millones de pesetas).

Pero no es ese el único caso de aparente trato de favor del PSOE al clan Botín y al Santander, ya que también podemos recordar la adjudicación de Banesto, el caso del indulto “in extremis” de Alfredo Sáenz Abad o el escandaloso caso de los 2.000 millones de euros ocultos por el clan Botín en las cuentas del HSBC Private Bank Suisse de Ginebra (Suiza).

El caso trae causa de la famosa “lista Falciani” elaborada por el informático Hervé Falciani que trabajaba en la filial suiza del banco británico HSBC. La lista incluía una relación de clientes del banco con cuentas en Suiza que entregó a las autoridades francesas. Las autoridades fiscales francesa, al amparo del convenio de doble imposición entre ambos países de 10-10-95, entregaron la lista al gobierno español, el 24-5-10, en la que aparecían diversos ciudadanos españoles entre los que destacaban las dos ramas del clan Botín compuesto por Emilio Botín Sanz de Sautuola García de los Ríos (expresidente del Santander) y cinco de sus seis hijos Ana Patricia (todavía presidente del Santander), Paloma, Carmen, Emilio y Javier Botín Sanz de Sautuola O´Shea; y Jaime Botín Sanz de Sautuola García de los Ríos (exvicepresidente del Santander y presidente de Bankinter) y sus cinco hijos Marta, Lucrecia, Marcelino, Alfonso y Gonzalo Botín Sanz de Sautuola Naveda. Aparentemente, todos ellos se libraron de ir a prisión por delito fiscal gracias a las órdenes políticas que habría dado el gobierno del PSOE de Zapatero a la Agencia Tributaria, la Fiscalía y la Audiencia Nacional.

El trato de favor que evitó que el clan Botín al completo entrara en prisión consistió en que la Agencia Tributaria en vez de abrir procedimiento de comprobación o investigación contra todos ellos, inició simplemente un procedimiento de gestión tributaria enviando el 21-6-10 unos meros requerimientos advirtiendo de que les constaba la existencia de fondos en cuentas del HSBC en Suiza para que regularizaran fiscalmente presentando declaraciones complementarias.

Con la actuación de la Agencia Tributaria se dio un trato de favor a los Botín ya que no se les aplicó el procedimiento habitual que recibe cualquier contribuyente que consiste en iniciar directamente un procedimiento de investigación con derivaciones y consecuencias penales con la correspondiente querella y procedimiento penal en caso de haber defraudado más de 120.000 euros. A los contribuyentes “normales” no se les da la oportunidad de regularizar, sino que se les aplica directamente el sistema sancionador administrativo y penal sin contemplaciones.

Por el contrario, con el simple requerimiento que se efectuó al clan Botín se les dio la oportunidad de regularizar la situación con el pago de un mero recargo del 10% evitando de esa forma las más gravosas sanciones administrativas y las actuaciones penales que en el caso de la familia Botín hubiesen sido sin duda objeto de condena penal por fraude fiscal, ya que tanto la rama familiar del clan Botín de Emilio como la de su hermano Jaime reconocieron la defraudación fiscal en sendos escritos de 23 y 27-7-10. De hecho en posterior procedimiento penal el magistrado del Juzgado Central de Instrucción nº 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu Merelles, reconoció la comisión del fraude fiscal pero absolvió a los Botín como consecuencia de la aplicación de la excusa absolutoria derivada del pago de 210 millones de euros como consecuencia del requerimiento de la Agencia Tributaria.

Cometido el trato de favor por la Agencia Tributaria, y tras la regularización del clan Botín con el pago de los 210 millones de euros, el Delegado Central de Grandes Contribuyentes de la Agencia Tributaria, habiendo ya exonerado de las gravosas sanciones administrativas y de la condena penal y entrada en prisión al clan Botín, abrió procedimientos de comprobación o investigación y puso en conocimiento de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada los hechos en escrito de 13-5-11.

En dicho escrito la Agencia Tributaria, inexplicablemente y denotando de nuevo su trato de favor, advertía ya a la Fiscalía que los Botín había presentado declaraciones complementarias y había realizado el ingreso de los más de 210 millones de euros lo que podría “suponer la exención de responsabilidad penal de todos los obligados tributarios en aplicación del artículo 305.4 del Código Penal”. De la misma forma el propio auto del juez Fernando Andreu de admisión de la denuncia de 15-6-11 advertía de la aplicación de la excusa absolutoria que impediría la sanción penal del fraude fiscal reconocido por los Botín con sus regularizaciones y pago de 210 millones de euros.

Resulta incomprensible que: (1) la Agencia Tributaría remitiese los hechos a la Fiscalía advirtiendo de antemano que la responsabilidad penal de los Botín había quedado saldada al haberse practicado la regularización, (2) la Fiscalía, en el mismo, sentido presentase la denuncia ante la Audiencia Nacional con la misma advertencia y (3) que el auto de admisión de la denuncia del juez Fernando Andreu de la Audiencia Nacional, sin siquiera haber iniciado la instrucción, hiciera mención a la excusa absolutoria de forma reiterada. Todos estos hechos parecen demostrar que tanto la Agencia Tributaria, como la Fiscalía y la Audiencia Nacional estaban poniendo “la venda antes de la herida”.

Como no podía ser de otra forma tratándose del clan Botín, tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado solicitaron el sobreseimiento y archivo de las actuaciones penales. El magistrado Fernando Andreu dictó auto de 22-5-12 declarando el sobreseimiento libre y absolviendo a todo el clan Botín.

Con toda esta actuación tanto la Agencia Tributaria, como la Fiscalía y la Audiencia Nacional, en definitiva el gobierno socialista de Zapatero, “vistieron el muñeco” haciéndole “un traje a medida” a todo el clan Botín para engañar a todos los contribuyentes y ciudadanos haciéndoles creer que se les había denunciado penalmente, cuando sabían que estaba “todo el pescado vendido” desde que la Agencia Tributaria requirió al clan Botín en vez de abrir un procedimiento de investigación y sabiendo que todo estaba “atado y bien atado” y que se aplicaría la excusa absolutoria que evitaría la entrada en prisión de todo el clan Botín.

De esta forma el gobierno socialista de Zapatero, una vez más, salvó al clan Botín al completo (excepción de Carolina que no fue imputada) de ser condenados por delito fiscal y entrar en prisión haciendo el “paripé” ante todos los ciudadanos como si fuéramos idiotas y no nos diésemos cuenta de las artimañas y tretas arteras y torticeras diseñadas para favorecer al clan Botín.

El caso fue de tal magnitud que provocó que el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) denunciase los hechos acusando a María Dolores Bustamante Esquivias y Carlos Cervantes Sánchez-Rodrigo, entonces directores de Gestión e Inspección de la Agencia Tributaria ante el Juzgado de Instrucción nº 37 de Madrid por prevaricación. El trato de favor salpicó a Juan Manuel López Carbajo ex director general de la Agencia Tributaria, Carlos Ocaña y Pérez de Tudela ex secretario de Estado de Hacienda, a la exministro de Hacienda Elena Salgado Méndez y al presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. También la asociación profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) denunciaron el “escandaloso trato de favor” y la que fue calificada como “amnistía fiscal encubierta”.

La desvergüenza del clan Botín llega a tal nivel que, una vez que consiguieron librarse de la cárcel por aplicación de la excusa absolutoria por el pago de los 200 millones de euros, han solicitado a la Agencia Tributaria la devolución de 25 millones de euros por el ejercicio de 2005, lo que ha sido denegado y calificado por el Tribunal Supremo como un posible fraude de ley.

En febrero de 2017 el Tribunal Supremo dictó sentencia afeando la conducta de la Agencia Tributaria.

En la actualidad, el magistrado del Juzgado Central de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional José de la Mata Amaya está llevando a cabo una investigación judicial en la que se encuentra encausado Ignacio Benjumea Cabeza de Vaca, ex secretario general y del consejo de administración del Santander actualmente todavía vocal del consejo de administración, y otros seis miembros del departamento de prevención de blanqueo de capitales del Santander y cuatro de la BNP Paribas que, al parecer, colaboraron con el HSBC y el Santander para la ocultación del patrimonio de los Botín.

Mientras en España el clan Botín se va siempre “de rositas” y se libra de la cárcel constantemente gracias a tratos de favor de los gobiernos de turno y a favores judiciales; en Estados Unidos en 2009 el banco suizo UBS admitió una sanción de 780 millones de dólares para evitar un proceso penal por ayudar a contribuyentes americanos a evadir impuestos ocultando sus cuentas a la IRS, el equivalente a la Agencia Tributaria. En 2012 el HSBC admitió una sanción de 1.900 millones de dólares del gobierno americano para evitar un proceso criminal por el blanqueo de capitales de los narcos mejicanos y colombianos. Del mismo modo el banco francés BNP Paribas admitió una multa de 9.000 millones de dólares de las autoridades americanas para evitar un procedimiento criminal. Tanto el HSBC como la BNP Paribas fueron los bancos utilizados por el clan Botín para la ocultación de los 2.000 millones de euros al Fisco español, pero aquí no hay sanciones para nadie. “Spain is different”. Y en pago de favores Ana Patricia Botín nombra al exjefe de la BNP Paribas en España, Ramiro Mato García-Ansorena, vocal del consejo de administración del Santander.

Publicado en España

 

 

El Santander canceló la deuda de 12 millones de euros al PSOE a cambio de salvar de la cárcel a Emilio Botín por el delito fiscal de las cesiones de crédito.

Las grabaciones de Villarejo parecen confirmar que el PSOE conspiró para dictar la doctrina Botín y salvar al presidente del Santander, Emilio Botín, de la cárcel por el delito fiscal cometido con las cesiones de crédito a cambio de la condonación de la deuda de 2.000 millones de pesetas.

Publicado en España

 

 

 

La historia de generaciones del clan de los Botín, desde la falsedad del descubrimiento por la familia Botín de las pinturas rupestres de las cuevas de Altamira hasta la compra de obras de arte ibero del siglo VI aC ¡presuntamente expoliadas al patrimonio español! pasando por el contrabando en barco de un Picasso.

Fuentes que han investigado a los Botín dicen que sus raíces no son cántabras, que de su apellido no hay ni rastro en los tratados de genealogía y sitúan a sus ancestros entre los judíos mallorquines conocidos como chuetas. Hasta su conquista por Jaime I, las Baleares desde la antigüedad han sido pobladas por moros y judíos y acosadas por piratas. Tal vez de esos ancestros judíos mallorquines que poblaron las islas junto a piratas provengan sus derivaciones de prestamistas y tendencia al saqueo de los Botín. Ya lo diría Alfredo Saénz Abad, presidente de Banesto y consejero delegado del Santander en una entrevista en Actualidad Económica “para ser banquero hay que tener instinto criminal”.

La turbulenta relación de los Botín con el arte y la cultura surge supuestamente en 1879 cuando el clan se autoatribuyen el descubrimiento de las cuevas de Altamira por Marcelino Sanz de Sautuola, tatarabuelo de Ana P. Botín; cuando es manifiesto que Modesto Cubillas Pérez, aparcero del tatarabuelo de la presidenta del Santander, descubrió en 1868 las cuevas de las famosas pinturas rupestres mientras cazaba con su perro. El clan Botín se apropió del supuesto descubrimiento y llegó incluso a producir una película “Altamira” estrenada en 2006 con tremendo fiasco de taquilla y crítica que la llegó a tildar de “publirreportaje cinematográfico”, y todo ello pese a no haber reparado en gastos y contratar como protagonista nada más y nada menos que a Antonio Banderas.

También es conocida en el gremio del arte la “adquisición” a precio de saldo del cuadro de El Greco La Adoración de los pastores que adquirió Emilio Botín Sanz de Sautuola López, abuelo de Ana Patricia Botín, a precio de saldo a las monjitas del Hospital de la Caridad de Illescas. Dicha compra se realizó a precio de auténtica ganga por un mísero millón de las antiguas pesetas (6.000€).

En cuanto al padre de la actual presidenta, Emilio Botín Sanz de Sautuola Garcia de los Rios, aficionado a la caza y al golf es pública su total falta de interés por la cultura y el arte y conocidos los desprecios de su padre hacia él que se hicieron públicos por Rafael Pérez Escolar en su libro de Memorias. Del mismo modo fuentes cercanas al clan Botín cuentan de burlas y chascarrillos de Emilio Botín hacia su esposa Paloma O´Shea Artiñano pidiéndole en público que tocase al piano boleros y no piezas clásicas.

Al contrario que su esposo, Paloma O´Shea tiene un gran interés por las artes y muy especialmente por la música de la que es gran aficionada y pianista. De hecho es presidenta de la Fundación Albéniz, a la que dicen fuentes bien informadas que cargaba el alquiler de pianos para actos personales. La madre de la actual presidenta del Santander es también miembro del comité asesor internacional del Festival de música de Lucerna en el que coincide con el abogado de Liechtenstein Herbert Batliner, presunto testaferro de los Botín y de narcos como Pablo Escobar y dictadores como Mobutu o Ferdinand Marcos, relacionado con el escándalo de la fraudulenta venta de la finca de Mijas, del que se dice que tiene la colección privada de pintura más importante de Europa.

Esta afición por la pintura de Herbert Batliner es compartida también por Jaime Botín Sanz de Sautuola García de los Ríos, hermano de Emilio Botín y tío de Ana Patricia Botín, expresidente de Bankinter y ex vicepresidente del Santander. La relación de Jaime Botín con el arte es infinitamente mayor que la nula de su hermano Emilio. Jaime se encuentra actualmente imputado por contrabando del Picasso Cabeza de mujer joven, causa judicial en la que el Fiscal pide cuatro años de cárcel, el Juez le ha impuesto una fianza de 133 millones de euros por sacar el cuadro de España contraviniendo la prohibición expresa de Patrimonio en su barco Adix cuyo decomiso junto con el Picasso solicita la Abogacía del Estado. La defensa de Jaime Botín en la causa por contrabando ha sido asumida por el exmagistrado de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez famoso por ser el ponente de la resolución de la Audiencia Nacional de la ignominiosa y rocambolesca doctrina Botín que salvó a Emilio Botín de ir a la cárcel por el delito fiscal de las cesiones de crédito. Dicho exmagistrado hoy miembro del despacho Ramón y Cajal Abogados es también conocido por haber intentado asumir improcedentemente la presidencia y ponencia de la causa por las indemnizaciones multimillonarias de Amusátegui y Corcóstegui para dejar el camino libre a Emilio Botín en la presidencia del Santander tras la fusión con el Central Hispano.

Más recientemente, se ha conocido el caso en el que se ha visto involucrada Paloma Botín, hermana de Ana Patricia, la hasta ahora presidenta del Santander, y su marido Ricardo Gómez-Acebo Calparsoro, por la compra de una escultura ibérica del siglo VI antes de Cristo de una leona presuntamente expoliada al Patrimonio Histórico Nacional. El caso ha saltado a la luz esta semana y guarda relación con la “operación Leona” llevada a cabo desde 2017 por la Brigada de Patrimonio de la Policía Nacional.

Según los datos que han sido desvelados de la operación por el Juzgado de instrucción nº 24 de Barcelona, Paloma Botín habría adquirido la escultura ibera que habría sido expoliada al Patrimonio Nacional, a unos anticuarios barceloneses el 28 de junio por un importe cercano al 1,5 millones de euros.

Paloma Botín es licenciada en Historia del Arte por el Wellesley College, Massachusetts (1985), coordinadora de la primera subasta de Arte Contemporáneo Soviético de Sotheby's en Moscú (1988), voluntaria y asesora en la fundación IFAR, International Foundation for Art Research (Fundación Internacional para la Investigación del Arte) de Nueva York (1990-92), directora del Departamento de Arte para Nordstern Fine Art Insurance y Axa Art (1992-93). En la actualidad es fundadora y propietaria de Es Arte Deleitosa SL, empresa especializada en asesoría y seguros de arte, miembro del Consejo Internacional del Museum of Modern Art (MOMA) de Nueva York (desde 2004), forma parte del Patronato del Museum for African Art de Nueva York (desde 2009) así como del Consejo Asesor Global, Babson College, Wellesley (Massachusetts EE.UU), realizó el Works of Art Course de Sotheby's en Londres (1985-1986) y es vocal de la Fundación Botín.

Expertos del gremio del arte consultados por la Tribuna de España nos comentan que con el curriculum y amistades en el mundo del arte de Paloma Botín y los conocimientos y experiencia empresarial de su esposo miembro de Banesto y del Santander, es muy difícil que los mismos pudieran ser engañados por los vendedores y que no es descabellado pensar que la hermana de la presidenta del Santander y su esposo conociesen que el origen de las obras no era lícito y que posiblemente supiesen que las mismas eran fruto de algún expolio, motivo por el que posiblemente trato de cubrirse las espaldas en la compra con la aportación de aparentes facturas e informes sobre supuestas restauraciones y análisis químicos.

En definitiva, todo lo relacionado con el clan Botín y el Banco de Santander está teñido de escándalo, y lo que se refiere al mundo del arte y la cultura no es una excepción. La relación con el mundo del arte, la cultura y la Universidad se trata de utilizar por Banco de Santander para intentar mitigar el riesgo reputacional que le persigue al igual que al clan Botín.

Publicado en España

Ana Rosa Quintana se lo pasó muy bien tirando por el suelo la reputación de este periodista por atreverse a salirse del discurso políticamente correcto y enfrentarse con las locas del ¡Abajo la cultura del heteropatriarcado! y publicar el artículo “Yo no te creo” sobre la “supuesta” víctima de violación, en lo que en realidad resultó ser una relación sexual viciosa y consentida ocurrida en Pamplona.

Sin embargo, Ella, la Reina de la mañana en Tele 5, la bet seller de libros escritos por “negros”, la famosa con más exmaridos famosos, la gran demagoga de Mediaset, disfruta de unas vacaciones en El Caribe junto a su actual marido, Juan Muñoz, ¡imputado por tres gravísimos delitos! relacionados con uno de los mayores sinvergüenzas de España que tantos servicios ha prestado a La Corona y al Banco de Santander: el ex comisario Villarejo.

No es la primera vez: ya en el Puente de La Constitución, la pseudoperiodista felpudo de Ana Patricia Botín se iba a Londres con su maridito, “presunto” criminal, pese a que tienen prohibida la salida del territorio nacional.

Ahora disfruta de 15 días en El Caribe junto a Juan Muñoz, un “presunto” delincuente de lujo, de esos para los que parece hecha la frase de El Campechano y trincón oficial del Reino, Juan Carlos I:  “aquí la justicia es igual para todos”.

Pero claro, esto lo dice Josele Sánchez, el Rey de las Fake News, el que se inventó el asesinato de Emilio Botín, el que también ha tenido que irse de España pero para que las cloacas del estado no acabaran con su vida, el periodista tocahuevos del sistema, el que se atreve a denunciar con nombres y apellidos (y sin que nadie le presente ni una sola querella) a jueces, diputados y fiscales pederastas, o a magistrados comprados por el Banco de Santander.

Por eso la prensa disidente del sistema se hace más imprescindible que nunca.

Porque sin resistencia al "pensamiento único" no hay información, sino adoctrinamiento.

Porque algún día un grupo de comunicación habrá de ser lo suficientemente grande como para desenmascarar las mentiras del sistema. Y esa fuerza comienza a ser posible gracias al GRUPO Tribuna de España que -pese a no tener apoyo financiero ninguno- ya tiene ocho digitales en el mercado compitiendo con "la prensa del sistema".

Ahí tenemos al showman, esbirro de los poderosos y cobarde donde los haya, Risto Mejide, el mismo que me entrevistó en el programa Chester, donde di pelos y señales de la mafia organizada con narcotráfico, blanqueo de capitales y asesinatos del “clan Botín” (y que luego retiró la entrevista de la parrilla por órdenes de la presunta inductora del asesinato de su padre, la actual presidente del Banco de Santander y accionista de Mediaset, Ana Patricia Botín) anunciando que vuelve a las pantallas, con un programa cuyo nombre le viene que ni pintado: “Todo es mentira”.

Asco de sociedad de telebasura.

Con su pan se lo coman...

Publicado en Opinión

El Santander multado por el supervisor británico con 36 millones de euros por apropiarse de 203 millones de euros de 40.428 clientes fallecidos en el periodo de Ana Patricia Botín de consejero delegado en Reino Unido.

Publicado en España

Se pasea por los platós de televisión de "la prensa del sistema" como víctima de la mafia judicial, cuando Baltasar Garzón es el mayor emblema de la corrupción de la justicia en España. El propio juez Manuel Marchena acusó a Garzón de un delito de coecho impropio, y de haber utilizado su cargo de juez para financiarse personalmente. Recordemos que ese Baltasar Garzón que se muestra como izquierdista y solidario con los necesitados, fue quien instruyó de manera perversa el sumario sobre las intervenciones de Fórum Filatélico y Afinsa que llevó a la ruina a casi medio millón de españoles. Garzón, el mercenario a sueldo del "clan Botín", el exjuez felpudo del Banco de Santander.

Publicado en España

Una cosa parece clara: en España Franco saldrá de El Valle de los Caídos pero al Banco de Santander no lo va a intervenir el Gobierno por más que su situación sea de quiebra técnica.

Ayer mismo las acciones de la entidad presidida por la acusado de inducir al asesinato de su padre, Ana Patricia Botín, caían un -2,66 en la bolsa española situándose nuevamente por debajo de los 4 euros (3,873 €), menos del 50% de su valor cuando la actual presidente del Santander asumió la gestión del Banco sustituyendo a su padre "presuntamente" asesinado. También se desplomaba la cotización en la bolsa de Nueva York y en la de Bruselas ¡caía un 5,20%!

Pero nadie le pondrá el cascabel al gato a un clan Botín que controla el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial, una familia que pone y quita ministros, jueces y fiscales y que ordena y manda en los mismísimos servicios secretos: el CNI.

Publicado en España

Entrevista de Santiago Fontenla a Josele Sánnchez para el programa AltNews-La Tribuna de España Radio.

Nuestro director hace un recorrido por los últimos meses y explica el proyecto de expansión nacional de La Tribuna de España que nos ha llevado a convertirnos en el referente de la disidencia y el periodismo alternativo. 

Publicado en España
Domingo, 18 Noviembre 2018 09:49

GRUPO Tribuna de España: Per áspera ad astra

Cuando echo la vista atrás y recuerdo el último año y medio, pienso que he vivido más estos 18 meses que los 54 años anteriores de una vida nada parecida al aburrimiento. Ahora, a punto de lanzar los dos nuevos digitales del Grupo Tribuna de España (La Tribuna de Extremadura y La Tribuna de Granada), es momento de recordar de dónde vivimos, todo lo que hemos tenido que sufrir para llegar al lugar que ahora mismo ocupamos, redefinir nuestros objetivos y -a pesar de tanto sufrimiento- dar gracias a Dios por permitirnos llevar adelante este proyecto periodístico, un proyecto periodístico que no busca el beneficio mercantil ni las migajas del gobierno de turno. Un proyecto que existe por amor a España y al periodismo veraz e independiente, por fidelidad a la verdad y a la justicia como categorías peermanentes de razón. Un proyecto periodístico que cada día se hace más grande porque anhela ser el imprescindible instrumento mediático para despertar las conciencias anestesiadas de los españoles, sometidas a la dictadura del "pensamiento único" imperante en toda "la prensa del sistema".

Publicado en Opinión
Página 1 de 7