Miércoles, 19 Diciembre 2018
Domingo, 09 Septiembre 2018 01:00

Puente Genil: “Infierno de Cobardes”

Infierno de Cobardes se podría haber titulado los episodios vividos la pasada semana en el pueblo cordobés de Puente Genil. Podría ser una película del mítico actor Clint Eastwood en un western de los de antes; pero la cosa se rodaba en España, donde por otra parte siempre se han hecho los western de Clint Eastwood. También podría titularse la película “Spriman contra El Sheriff de Puente Genil”, otro título de película del oeste muy apropiado para los hechos acaecidos; pero la cosa no era una película, era de verdad. Un hombre valiente contra un pueblo de cagones, luchando solo en un auténtico infierno de cobardes. Un pueblo en donde todo el mundo sabe que tanto el alcalde socialista, el nuevo cacique del pueblo y su sheriff, el jefe de la policía local, están cuanto menos corrompidos hasta el tuétano e involucrados en un tema de pedofilia y abuso de menores.

El pueblo calla mientras Jesús Candel, Spiriman, pasea por las calles del pueblo con la cámara de su móvil como testigo. A su paso las puertas se cierran y las cortinas se echan, siempre dejando un pequeño hueco de mirilla para ver lo que está pasando en la calle. Los membrilleros no están para dar la cara, el miedo asoma por las rendijas de las casas. Nadie quiere problemas, si alguien habla sus negocios se pueden ver perjudicados, nadie quiere ir contra el alcalde y su Sheriff, demasiado poder. Los habitantes de Puente Genil se olvidan que el alcalde y el jefe de la policía local tan sólo son dos personas y ellos son miles.

Pero hay más cobardes que ya se han ido del pueblo, entre ellos un teniente de la Guardia Civil que bajo su mando desaparecieron las pruebas que incriminaban la trama. El teniente recibió las órdenes, probablemente, de hacer desaparecer las pruebas desde instancias más altas y la cobardía pudo más que la obligación de hacer guardar la ley.

Para los que no estén familiarizados con lo que ha pasado en Puente Genil les pondré en antecedentes. Un policía local, Daniel Tejero, denuncia los abusos a una menor por parte de su jefe de policía, Lorenzo Humánez, este “señor” también es conocido por el alias El Sheriff de Puente Genil. Es íntimo amigo del alcalde socialista Esteban Morales, el cacique del pueblo al que también llaman “El Osito” íntimo (según cuentan, muy muy íntimo) también de la presidente de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Las pruebas, un pendrive en donde están registrados lo hechos es entregado junto con la denuncia y desaparece en el mismo cuartel de la Guardia Civil. Al Policía Local Daniel Tejero se le persigue desde ese mismo momento y se le expulsa de su trabajo. El alcalde se niega a reincorporarlo incluso después de una sentencia judicial a favor del policía expulsado.

Daniel acude a todo el mundo para hacer saber su caso. El caso cae en manos de Josele Sánchez, el periodista español exiliado después de las amenazas de muerte recibidas por haber denunciado el posible asesinato del banquero Emilio Botín. Josele pone en marcha la maquinaria de su diario digital en favor de nuevo de la justicia y, en concreto de este caso. Jesús Candel recoge el testigo y comienza también la denuncia pública de lo que está ocurriendo en Puente Genil. A Puente Genil también acude el abogado vasco Mario Díez que lleva el caso de los supuestos abusos sexuales a menores cometidos por personajes conocidos dentro de la administración vasca, el fotógrafo Kote Cabezudo ya ha ingresado en prisión; pero ha costado mucho ¡y aún faltan otros políticos muy conocidos del PSOE, PP y PNV! llegando a la denuncia pública en redes sociales ante la inacción de nuevo de la justicia. El caso Kote Cabezudo llevaba el mismo camino que el caso Bar España, sólo la intervención de este excelente abogado ha evitado que se quedara tan sólo en las redes sociales.

El caso Kote Cabezudo, el caso Bar España, el caso del Sheriff de Puente Genil, son los nuevos Alcásser de hoy en día. La Pedofilia ha sido el cemento sobre el que se ha construido el Régimen del 78 para tener a la gente clave controlada dentro de la administración pública. La traición ha sido la moneda común de este régimen con el Jefe del Estado a la cabeza, por su puesto. Sólo se podía aplicar el Nuevo Orden Mundial en España de esta forma. Esta gente que controla hoy en día la administración no sólo roba a manos llenas como nos tienen ya acostumbrados, sino que violan y asesinan a nuestros hijos con total impunidad.

A mí no me hace falta investigar Alcásser ni el caso Bar España para saber esto porque a mí personalmente me han estado preguntando durante años si me gustaban los niños, es su modus operandi. Cuando yo estaba en la base de Securitas Transporte de Fondos en Málaga amotinado contra el propio estado, véase mis artículos en mi web El Arconte o en La Tribuna de España, ya me hicieron la primera pregunta sobre este tema y ya entonces me ofrecieron todo lo que yo quisiera, y cuando digo todo es todo, sin límites. Y ya en aquel entonces me preguntaron por primera vez si me gustaban los niños. Evidentemente les dije que no, aún así, estuvieron haciéndome la misma pregunta durante años a través de terceras personas, hoy en día ya no me la hacen porque han quedado convencidos que yo no voy a entrar por ahí.

Sólo unas pocas personas valientes les hacen frente a esta gente como el caso de Jesús Candel, Mario Díez o el periodista Josele Sánchez. Josele me consta que ha visto incluso los vídeos en donde se viola y se tortura a menores. Yo no deseo verlos por pura salud mental, además, no me hace falta verlos para saber que esto sucede con total impunidad en España, ya me ha costado mucho asimilar demasiadas cosas. Mientras, el resto de gente, de mis compatriotas o calla por cobardía o insulta y se mofa diciendo que esto son conspiraciones falsas.

 

Lo sucedido en Puente Genil es fácilmente extrapolable al resto de España. España se ha convertido en un auténtico Infierno de Cobardes, en donde sólo unos pocos valientes se enfrentan a un régimen corrompido, al cacique del pueblo. Porque en España enfrentarse al alcalde de Puente Genil es en definitiva enfrentarse al mismo régimen, al mismo Jefe del Estado. Mientras, millones de españoles callan y sólo se atreven a mirar por la rendija de las cortinas de su casa o a través del ordenador, que al final viene a ser lo mismo.

 

Publicado en Opinión

Queda en libertad, dos horas después de ser detenida, la mujer que intentó secuestrar a una niña para abusar de ella junto a su marido. Los hechos han ocurrido en Cartagena.

Publicado en España

Creo que –sin falsa modestia- estoy absolutamente legitimado para dar lecciones de honestidad periodística y de cómo llevar la fidelidad a mis principios hasta las últimas consecuencias. Por eso, mientras el 99% de mis compañeros de profesión viven de puta madre comiendo del sistema del que son vergonzosos felpudos, yo he tenido que abandonar España y permanezco ¡pasándolas putas! en el exilio y escondido en algún lugar del Tercer Mundo. Por eso, lo de la pederastia en Puente Genil y, de manera muy especial, lo de la cobardía mayoritaria de un pueblo que, de una manera u otra, vive al amparo de los favores, enchufes y subvenciones socialistas, me hierve la sangre y hace que me comprometa hasta las cachas contra la campaña de acoso y derribo que está sufriendo Daniel Tejero, acaso el único hombre con la suficiente masa testicular como para plantarse ante los poderosos, hacerles un corte de mangas y decirles: “yo no me rindo.

Así las cosas, me la trae floja lo que pueda hacerme la presunta” prevaricadora magistrado titular de Juzgado de Instrucción número 2 de Puente Genil, María Cristina Merino Ávila y su compañero, el no más honesto juez Iván Jesús Ruiz Hernández. No le tengo ningún miedo (al contrario, le tengo muchas ganas) al mafioso alcalde socialista, el corrupto Esteban Morales Sánchez y su jefa Susana Díaz, una malnacida que olvida que es mujer y que es madre y que se pone de parte de los malos a los que subvenciona y tapa la boca. Ya puede enfilarme el decano de los juzgados cordobeses Miguel Ángel Pareja o ese fiscal Juan Antonio Merlos Chicharro, con mucho coraje al principio pero que, cuando vio la categoría política (porque su catadura moral es nula) de los implicados, y la clara involucración de Su Señoría, se cagó por las patas abajo tiró la toalla.

Y no les tengo ningún miedo porque a la juez “presunta” prevaricadora María Cristina Merino Ávila y su colega, el no menos inmoral juez Iván Jesús Ruiz Hernández, porque el decano de los jueces de Córdoba Miguel Ángel Pareja y el jefe de los fiscales cordobeses, Juan Antonio Merlos Chicharro, porque el degenerado alcalde sociata Esteban Morales Sánchez y su ama, mentora, protectora y señora Susana Díaz resulta que viven de los impuestos que les pagamos todos los españoles, debieran ser nuestros servidores y no los mafiosos capaces de tapar la boca (y las narices para soportar el olor a mierda que invade todas las esquinas de Puente Genil por este caso) de todo un pueblo que ha mostrado su cara más servil y cobarde.

No pueden imaginar los lectores de La Tribuna de España las presiones de "conocidos" que estoy recibiendo para que abandone el asunto (mi propio hermano, jefe de servicio de un hospital valenciano, no se le ocurrió reprocharme nada cuando denuncié los trapicheos del –entonces- gerente del hospital, es decir, de su jefe directo, hoy felizmente con un montón de años de cárcel por delante) por lo que se pueden imaginar lo que me afecta a mí las presiones indirectas de quien pretenda amedrentarme.

Siento en el alma decirlo pero Puente Genil está demostrando ser un pueblo de “cagones” y de cómplices, un pueblo que sabe perfectamente la pederastia que se ha cometido y que calla, que mira hacia otro lado, que ciérralos balcones de su casa cuando la manifestación contra los culpables pasa por delante, que mide las consecuencias de enfrentarse al alcalde e incluso, que soporta presiones de un empresario mafioso para que sus trabajadores no acudan a una manifestación.

 

 

 

Iuminaciones Ximénez ampara la pederastia

 

 

 

¡Adelante con la querella que me preparan que me la paso por el arco del triunfo!

Ayuntamientos de toda España, fallas de Valencia, comisiones de festejos del norte, sur, este y oeste de la Vieja piel de Toro que contratáis con la empresa de iluminación más fuerte de la nación: ¡Sabed que Iluminaciones Ximénez (por supuesto sin dejar rastro, porque son miserables hasta para dar la cara) amenazó a todos sus trabajadores de Puente Genil que quien acudiera a la manifestación en contra de la pederastia se iría a la calle inmediatamente”.

Este es el compadreo entre una empresa que vive de hacer que no le falte de nada a los alcaldes de las poblaciones que contratan sus servicios, una empresa que si tiene ganitas de juerga empezaré a contar de qué manera ha obtenido algunos, bastantes importantes y cuantiosos contratos, cómo y cuánto le debe al socialismo andaluz, un socialismo que le ha ayudado a alcanzar la posición de privilegio y la cuota de mercado que tiene en España, y que incluso le ha hecho el tráfico de influencias necesario en ciudades de todo el mundo para que venda allí sus servicios.

Mariano, Jesús... ¿tenéis ganas de que empiece el baile? ¿os apetece que cuente -sólo una parte- de lo mucho que conozco?

 

 

La vergonzosa actuación de la Guardia Civil y de la Iglesia Católica

 

 

 

Estoy recibiendo múltiples presiones para que deje de hablar de este caso pero por más presiones que reciba voy a seguir escribiendo lo que entienda por conveniente. A unos os da por pasear vuestra fe abrazando crucifijos, besando cirios y acudiendo a peregrinaciones mientras “veis la paja en el ojo ajeno y no sois capaces de reconocer la viga en el propio”, mientras que, por ventura, para otros nuestra FE nos hace defender siempre la verdad y la justicia, sean cuales sean las consecuencias, estamos siempre a favor de las víctimas –sean beatas o putas- y asumimos los riesgos de ser cristianos como lo hacían los antiguos creyentes frente a los romanos y que, por defender la verdad de Cristo, se veían obligados a vivir en catacumbas. Ni lo entiendéis ni lo podríais comprender en vuestras puñeteras vidas. Pese a que profesamos idéntica religión, vuestra fe y mi FE se parecen como un huevo a una castaña.

La Iglesia Católica de Puente Genil es culpable por acción y por omisión.

Por acción, porque muchos de quienes asistís a todos los oficios y participáis de todas las actividades parroquiales, estáis detrás de los bulos que malintencionadamente corren contra el policía que denunció todos estos hechos y a quien intentáis presentar ahora como un cocainómano, un mal agente de la autoridad y un corrupto: ¿no veis que eso me lo sé de memoria? A mí, menos maricón, me han llamado de todo.

Por omisión porque jamás habéis denunciado (ni los párrocos, ni los feligreses) al pederasta, ni tampoco habéis hecho ninguna aproximación ¡siquiera por compasión! hacia la pobre víctima menor de edad: claro, es que era niña, pero puta... que hasta ni os atrevéis a pronunciar la palabra y utilizáis el término “fulana” y otras cursilerías, como si la FE de verdad (no la vuestra) tuviera algo que ver con el vocabulario.

Cuanto más me presionéis más voy a escribir.

Yo amo a la Guardia Civil, precisamente, porque no como de ella, porque no es “mi empresa” como la llaman muchos de los agentes; es más, probablemente seré el periodista que más ha defendido al Instituto Armado en España, porque lo conozco como pocos, porque he visto a los guardias civiles trabajar en dificilísimas circunstancias y en innumerables ocasiones, no necesito legitimar mi admiración por el Cuerpo y mi trabajo periodístico en su defensa ha sido varias veces reconocido por agentes, mandos y hasta asociciones profesionales de guardias civiles.

Pero esto no justifica que vaya a silenciar que un teniente cómplice, al mando de la Guardia Civil de Puente Genil, ordenara hacer desaparecer una prueba judicial, un pendrive en el propio Cuartel, porque así se lo pidió el cacique socialista del pueblo y ese jefe de la Policía Local al que le gustan las niñas.

¿Es que ningún agente de la Guardia Civil de Puente Genil tiene hijas menores?

Y digo más, existe una complicidad, tácita o implícita, del mismísimo Teniente Coronel al mando de la Comandancia de Córdoba.

¡Adelante, también con la querella de la Guardia Civil!... casi que puede ponerse de acuerdo con Iluminaciones Ximénez y compartir letrado para abaratar los costes.

Porque resulta vergonzoso que el actual teniente al mando de la Guardia Civil de Puente Genil aún no haya hecho ningún avance en esta investigación, de una prueba judicial perdida en las dependencias de las que ahora él es la máxima autoridad. Que se deje el imberbe oficial de "tirar los trastos a todo trasero bonito que pasea por Puente Genil" y que actúe como un Guardia Civil de verdad, que se ponga a trabajar de una puñetera vez porque esa es su obligación, porque eso es lo que debieran haberle enseñado en la Academia General Militar y eso es lo que hacen la mayoría de sus compañeros, en destinos mucho más complejos que el suyo.

 

 

Y por si faltaba poco, la cobardía de un pueblo cuyo silencio le convierte en cómplice de la pederastia

 

 

Por si no fuera suficientemente vergonzoso para los pontaneses que otros hayan tenido que venir de fuera a defender lo que ellos carecen del valor necesario para defender, por si no fueran muchos de los habitantes cautivos de los favores que deben al alcalde y a la cobarde presidenta Susanita, encima se atreven a iniciar una campaña de hostigamiento y de anónimos contra Daniel Tejero Navas, el policía honesto que sigue denunciando lo que ha ocurrido en Puente Genil.

El alcalde tiene comprado a medio pueblo, lo mismo que Judas fue comprado por 30 monedas... Unos por trabajos directos para el Ayuntamiento, otros porque trabajan para Iluminaciones Ximénez que (como ya comentaba anteriormente) ha advertido a sus empleados que a quien se le ocurra denunciar lo sucedido "se va a la puta calle", otros porque ponen más mesas en la terraza del bar que las que le autoriza la licencia… así de miserable se está mostrando una parte -cuantitativamente considerable-  de los habitantes de Puente Genil

Hablamos de pederastia, de una niña que fue violada. Se me desgarra el alma cada vez que vuelvo a escuchar sus audios (que yo no pierdo, como la Guardia Civil) contando como Lorenzo Humánez Aguilar, de "El sheriff de Puente Genil”, intentaba penetrarla analmente en contra de su voluntad.

Y aún recibo escritos diciendo que por qué no habla mi periódico de lo hermoso que es el pueblo, de la Iglesia de la Concepción, de la Ermita de Jesús ”El Terrible”, de su Semana Santa, de su Romería de San Marcos, de su aceite y su carne de mebrillo… Pero, ¿es que os creéis que esto es una guía turística?

Para desgracia de sus habitantes, ahora Puente Genil es conocido en toda España por ser el pueblo donde el jefe de su policía local era un pederasta. Y ahora va a aumentar su mala fama porque los habitantes de la población están siendo unos cobardes que miran hacia otro lado y porque algunos malnacidos están intentando que Daniel Tejero, el único hombre honesto en toda esta historia, tenga que abandonar el pueblo.

Mirar, no me creo ni una sola de las acusaciones que me llegan sobre Daniel. Pero os digo más: si fueran todas ciertas, si Daniel fuera el tío más vicioso y el agente más corrupto en toda la historia de la policía mundial, esto no quitaría un ápice a la realidad: Daniel Tejero Navas es el único que ha denunciado el más degenerado y deleznable de los delitos: la pederastia cometida por Lorenzo Humánez Aguilar y amparada por vuestro alcalde, el cacique socialista Esteban Morales Sánchez.

Espero que a alguien le indigne este artículo lo suficiente como para decir: ¡es verdad, cojones, nos tienen a todos comprados por cuatro favores de mierda!  y que articulen las medidas necesarias para enviar al pederasta y a su amigo el alcalde, al lugar que merecen, por mucho que una justicia cómplice los proteja.

 

 

Publicado en Opinión

En la jornada de hoy una marcha por la verdad, por la justicia y contra la pederastia recorrerá las principales calles de la hermosa población cordobesa de Puente Genil, ciudad que ya se ha hecho tristemente famosa por el caso de Lorenzo Humánez Aguilar, más conocido por "El sheriff de Puente Genil.

Pero hoy puede ser un día histórico porque, más allá de la primera manifestación en contra de la pederastia, convocada a través de las redes sociales por el mediático doctor Jesús Candel, más conocido como Spiriman, hoy puede empezar a cavar su propia fosa política Pedro Sánchez, un presidente del Gobierno no elegido por el pueblo que ha amparado la pederastia y que, acaso sin saberlo, hoy ponga la cuenta atrás en el cronómetro de su apego a un poder político que no le corresponde. 

Porque las implicaciones del caso de "El sheriff de Puente Genilvan mucho más allá de la propia violación de una menor por el entonces jefe de la policía local de la localidad. Aquí va a caer desde el degenerado socialista Esteban Morales Sánchez, cacique político socialista y alcalde de Puente Genil, que ha estado amparado al pedófilo hasta su presidenta y amiga íntima Susana Díaz, esa que a golpe de enchufes y votos cautivos sigue manteniéndose en el poder pese a una corrupción que, como una metástasis, lleva cuarenta años instalada desde Despeñaperros hasta Tarifa.

Pero vayamos por partes: aquí, por acción o por omisión, hay medio pueblo implicado: ese medio pueblo que sabe pero que lleva años callando, ese medio Puente Genil que se permite seguir viviendo su día a día, llevando a sus hijas al instituto, tomando sus tapas, asistiendo a misa y celebrando sus famosas procesiones, mientras se permiten mirar hacia otro lado cuando conocen perfectamente qué ha estado pasando. El peor y más abominable de los delitos que pueda cometerse: la pederastia.

 

 

 

El silencio de los púlpitos les convierte en cómplices

 

 

 

Si algo me produce especialmente repulsión es la complicidad de los púlpitos, de los pastores de la Iglesia y de los feligreses. Y me produce náuseas hasta el vómito precisamente porque el periodista que escribe este artículo es católico practicante y no entiende como, personas que profesan idéntica religión (digo idéntica religión, porque la Fe de ellos y la mía no tienen nada en común) se han dedicado a silenciar, a mirar hacia otro lado y, en última instancia, incluso hasta justificar el delito de la pederastia.

Al menos que tenga conocimiento, desde ninguna de las iglesias de Puente Genil, desde ninguna y durante todos estos años, ningún párroco ha condenado los hechos perpetrados por el jefe de la policía local. Como suele ser costumbre en esta Iglesia Católica a la que pertenezco (pero con la que, desgraciadamente, cada vez menos cosas me unen), la consigna general ha sido no hablar del tema, lo mismo que ha estado haciendo durante cincuenta años la Iglesia vasca con el terrorismo etarra, lo mismo que ha hecho la Curia romana con los casos de violaciones de niños practicados por sacerdotes.

Callar, mirar hacia otro lado, no involucrarse hasta las cachas, no abanderar -incluso- la lucha contra esta lacra (y no en genérico, que así es muy fácil) ¡con nombres y apellidos, movilizando a los feligreses e incluso personándose como acusación particular!; es la táctica general que utiliza esta Iglesia más cerca del diablo que de Dios, estos farsantes de la Fe a los que Jesús echó a latigazos del Templo diciendo “habéis convertido la Casa de mi Padre en una cueva de ladrones y mercaderes”.

Yo he escuchado en Puente Genil, con vergüenza ajen, conversaciones de católicos de golpe en el pecho,  meapilas de jueves de “Hora Santa”, de peregrinaciones, de ejercicios espirituales y de obligada asistencia a cualquier estupidez que se le ocurre al desfasado obispo de Córdoba, justificar la violación de una menor por parte de Lorenzo Humánez Aguilar, "El sheriff de Puente Genil”, diciendo textualmente: “oye, a ver si te vas a creer que la niña era una santa, que era una puta”.

¿Se puede ser más cínico y menos cristiano?

Estos supuestos ejemplos de cristiandad ¿qué creen que era María Magdalena, la consejera de política exterior de Galilea? Católicos con hijas incapaces de hacer suyo el dolor de otra niña porque claro, aunque menor, era una ramera (parece que les da hasta grima pronunciar la palabra puta), cristianos ajenos a todo lo que a ellos no les toque, chupacirios que se creen inmunizados y que piensan que nunca los hijos pueden caer en la droga o en la prostitución, como si los descendientes de estos santurrones del tres al cuarto llevaran un ADN que les convirtiera en inmunes ante las relaciones prematrimoniales o extramatrimoniales, a preñar a sus novias o a que sus hijas queden embarazadas, a que sus niños o niñas acaben liados con un hombre o con una mujer casada...

 

 

Dejad que los niños se acerquen a mí...

 

 

Estos “beatos” de misa diaria, con olor a incienso y ostentación de su falsa fe no son más que “hipócritas, fariseos, sepulcros blanqueados y raza de víboras; por cierto, los calificativos no son míos: son con los que se refería Jesús a quienes obraban igual que actúan estos demagogos de la religión en Puente Genil, estos suplantadores del cristianismo llenos de medallitas, de pulseritas de romerías y de asistencia a encuentros mundiales de la juventud, de la familia o de cualquiera de las gilipolleces que se le ocurre al Santo Padre de Roma antes de meter mano y cortar por lo sano el mayor de los sacrilegios: la violación de menores que se produce dentro de nuestra propia casa, de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, cada día más romana y menos Santa, menos Católica y menos Apostólica.

Por supuesto que no han actuado igual todos los católicos de Puente Genil, pero sí una importante cantidad de ellos. Falsos cristianos (esto de la caridad lo reservan para cuando se pasa "la cestita" en la Eucaristía) que encima se permiten criticar el sacrificio de un hombre honesto, del policía local Daniel Tejero, suspendido de empleo y sueldo por hacer lo que no han hecho estos sectarios y que es su obligación cristiana:defender la verdad aún a costa de todo el sufrimiento que ello conlleva y, que en el caso del policía sancionado, lo sitúa –a él y a su extraordinaria familia- al borde de la indigencia.

¿Pensarán estos fariseos que cuando Jesús dijo "dejad que los niños se acerquen a mí” lo expresaba con el mismo sentido que el utilizado por el jefe de la policía local con una menor de edad a la que prometió el oro y el moro a cambio de sus servicios sexuales?

Como periodista busco la verdad por encima de todo porque "periodismo es contar todo aquello que otros no quieren que se sepa". Pero no soy un periodista sin más, soy un periodista cristiano, es decir, intento santificar mi trabajo, hacer que cada letra que junto, que cada investigación que llevo a cabo sea para mayor Gloria de el Señor, para defender a los desfavorecidos y como acto supremo de compromiso con la verdad y con la justicia.

Por eso como periodista siento desprecio por la actitud de una mayoría católica en Puente genil. Pero como periodista cristiano lo que siento es un tremendo asco y una tristísima vergüenza ajena

 

Una Guardia Civil encubridora del delito

 

 

Lo de la Guardia Civil, en relación con este caso de pederastia es, como dicen en mi pueblo “pa mear y no echar gota”.

La tarde del mismo día en que la Policía Local deposita en la Casa Cuartel de la  Guardia  Civil de Puente Genil el pendrive de con múltiple material pedófilo que compromete a su degenerado jefe, Lorenzo Humánez Aguilar y a algún otro miembro del cuerpo, el cacique socialista Esteban Morales Sánchez, acompañado de su pedófilo jefe de la Policía Local, "El sheriff de Puente Genil”, acuden a la Casa Cuartel de la Guardia Civil de la localidad y se entrevistan con el teniente (un teniente que ha deshonrado el uniforme benemérito) y consiguen que desaparezca una prueba inculpatoria imprescindible.

¿Qué ha ocurrido con ese teniente de la Guardia Civil? Sabemos que dejó el puesto de Puente Genil pero ¿cuál ha sido su nuevo destino?¿Cuál ha sido la sanción impuesta por la pérdida de la custodia de una prueba judicial? Ninguna ¿A las órdenes de quién actuó? ¿Recibió alguna llamada por parte del Teniente Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba ordenándole que hiciera desaparecer ese pendrive? ¿Dónde está la investigación interna ordenada -supongo- por el capitán, oficial inmediato superior del teniente al mando de la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Puente Genil? ¿Continua este capitán en su puesto? ¿Ha recibido alguna sanción porque en unas instalaciones a su mando, un oficial subordinado perdiera una prueba judicial tan importante?

Por cierto, a parte de enamorar a jovencitas y a no tan jovencitas (que un mal día algún marido despechado lo correrá a bofetadas por todo el pueblo) ¿a qué narices se dedica el nuevo tenientito de la Guardia Civil al mando de la casa Cuartel de Puente Genil? Sí, está recién salido de la Academia General Militar de Zaragoza pero cada vez hay más militares que pasan por la Academia General Militar pero que la Academia General Militar no pasa por ellos. Debería saber el imberbe oficial de La Benemérita cuáles son, históricamente, los valores de servicio y sacrificio del Cuerpo y ¡dedicar 24 horas al día, siete días a la semana! (como hacían los viejos oficiales de la Guardia Civil) a perseguir el delito y, con mucho más constancia, cuando ese delito se ha juzgado sin una prueba fundamental desaparecida en las propias instalaciones de las que ahora es el Jefe, algo que deshonra la ejemplar historia del Cuerpo.

¿O precisamente han enviado al mando de este Cuartel a un oficial inexperto y con poca querencia por el trabajo puro y duro de investigación que no deja tiempo para "los galanteos" impropios de la máxima autoridad de la Guardia Civil en Puente Genil?

Otra pregunta más. Las asociaciones profesionales dela Guardia Civil (o los sindicatos encubiertos, como ustedes prefieran llamarlas) que tanto nos utilizan (y nosotros lo hacemos con absoluto placer e identificación con ellos) para defender sus demandas salariales y de condiciones de trabajo, como IGC (Independientes de la Guardia Civil) y la Asociación Unificada de Guardias Civiles, ¿no van a hacer ninguna denuncia sobre este lamentable y vergonzoso episodio que les afecta directamente?: como siempre, tendrán -si así lo deciden- las páginas de este periódico las encontrarán a su entera disposición.

 

 

Una justicia "presuntamente prevaricadora" y que encubre al delincuente

 

 

La juez titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Puente Genil, María Cristina Merino Ávila, ha tenido un procedimiento tan irregular que merecería la apertura de una investigación por parte del Consejo General del Poder Judicial por la posible comisión de un delito de prevaricación, algo tan improbable como inútil porque el Consejo General del Poder Judicial está dominado por los partidos políticos.

Aquí lo que se trata es de proteger a importantísimos dirigentes del PSOE de Andalucía y, por elevación, de toda España salpicando de mierda pedófila a un Pedro Sánchez que en los próximos días esperamos poner contra  las cuerdas y forzar, incluso, su dimisión como presidente del Gobierno, cuando demostremos que está amparando numerosos casos de pederastia y muy especialmente el que afecta a su amigo Odón Elorza, ese exalcalde de san Sebastián y diputado del PSOE en la carrera de San Jerónimo que lleva meses mintiendo, anunciando que ha presentado una querella contra La Tribuna de Cartagena y contra mí mismo: una querella que Odón Elorza carece de la masa testicular necesaria para presentar porque sabe que la pierde.

Por cierto, y disculpen la interrupción… ¡Aviso a navegantes! ¡Ay Odón, Odón... si no hay más que mirarte la cara!, prepárate que a lo mejor contamos lo que ocurrió hace unos años en un barco en Marbella con un menor de edad ¿lo recuerdas?

Luego tenemos a otro personaje fundamental en esta historia de malos y de malísimos, de jueces presuntamente prevaricadores y de jueces felpudos del poder político de Susana Díaz, otra indecente que parece mentira que sea mujer y madre. ¡Y que haya tenido que aguantar yo a todas las femisocialistas de España pegando carteles con mi cara por haber dicho (y lo mantengo) que La Manada de Pamplona era escoria humana pero que no eran violadores ¿Por qué no han salido todas estas femiestalinistas a defender a las víctimas que han acusado a Odón Elorza en la trama de pederastia de San Sebastián, víctimas que tenían once años cuando fueron violadas por políticos del PP y del PNV, por un famoso notario donostiarra y por importantes empresarios vascos? ¿Por qué de eso no ha hablado Susana Griso en Antena 3 ni Ana Rosa Quintana en Tele 5? ¿Por qué aquí no abre la boca Antonio García Ferreras ni su esposita Ana Pastor?

Aquí, por vomitivos intereses políticos y financieros, callan todos como si se les hubiera tragado la lengua un gato… No existe el "hermana yo si te creo", "cuando violan a una nos violan a todas", "No es No", la "justicia del heteropatriarcado" y todo el circo que montan con la inestimable colaboración de podemitas, homosexuales, transexuales, bisexuales y mediopensionistas, mezclado con la "ideología de género y con la "memoria histórica" para manipular aún más a la opinión pública, desviar la atención de lo que de verdad son atrocidades y que el sainete haga más ruido.

Decía que tenemos otro juez para inhabilitar de por vida, el magistrado decano de los Jueces de Córdoba Miguel Ángel Pareja, un juez que sostuvo no conocer de nada a las partes y que mintió actuando como felpudo del poder socialista andaluz y avergonzando la toga que sigue vistiendo.

Y otro magistrado en nuestro punto de mira: Iván Jesús Ruiz Hernández (uno de los tantos jueces que subordinan su poder judicial al poder político).

Y un fiscal, al principio ejemplar como el también decano de los fiscales cordobeses, Juan Antonio Merlos Chicharro, acabó tirando la toalla y cediendo a las presiones y amparando la prevaricación de un juez. Ah, por si alguno nos considera imbéciles: tenemos la grabación que así lo acredita.

 

 

El político y el jefe de la policía: dos hombres y un destino

 

 

Esteban Morales ya debió dimitir hace años como alcalde de Puente Genil por responsabilidad política, por haber defendido hasta el final la inocencia de su jefe de la Policía Local, un mando al que se le inventó un currículum para que adquiriera la plaza, según ese modus operandi tan típico del PSOE en Andalucía. si al PSOE andaluz aún le queda un mínimo de decencia debería exigir al alcalde de Puente Genil, Esteban Morales Sánchez, que presente su dimisión inmediata como primer edil de la localidad cordobesa. Pero ninguna de ambas cosas va a suceder por generación espontánea, por eso resulta tan importante la manifestación de hoy en las calles de la localidad corobesa de Puente Genil.

Resulta inadmisible que haya seguido en el cargo tras la demostración (pese a la absolución judicial) de que su jefe de la Policía Local,  mintió desde el primer momento cuando declaró no haber tenido relaciones sexuales con una menor; al final, porque la única salida de salvarse de la cárcel era admitir que no sabía que la niña aún no había cumplido los 18 años, el pederasta Lorenzo Humánez Aguilar reconoció, en sede judicial, dos encuentros con la menor, pese a justificarlos diciendo que desconocía su edad.

Pero las grabaciones a las que ha tenido acceso La Tribuna de España y que obran en nuestro poder (estas no se pierden como el pendrive con material pedófilo que desapareció de la Casa Cuartel de la Guardia Civil) no dejan lugar a dudas: unas grabaciones que ponen la piel de gallina y estremecen al más insensible cuando escuchas de qué manera este caso de pederastia en Puente Genil ha destrozado la vida de la que entonces era una niña (y hoy es una madre ya instalada en la marginalidad y completamente desasistida por la justicia) y la de un agente de la Policía Local honesto, Daniel Tejero, que por denunciar la verdad lleva cuatro años suspendido de empleo y sueldo y a punto de perder su vivienda por no poder pagarla.

Pero lo que resulta inadmisible es que el socialista, Esteban Morales Sánchez, alcalde de Puente Genil, continúe ni un minuto más en la alcaldía. O la inmoral Susana Díaz cesa inmediatamente a este chorizo de Esteban Morales Sánchez, defensor de pederastas o haremos públicas todas las grabaciones que obran en nuestro poder.

Días atrás se lo advertíamos desde La Tribuna de España. Si nos hemos atrevido con Ana Patricia Botín y el Banco de Santander, o con otros compañeros de su partido que parecen compartir afición por esto de los menores, como un Odón Elorza (que no hemos tenido ningún miedo en publicar que ha sido denunciado ante el Fiscal General del Estado por ser el captador de menores de una red de niñas de 11 años que eran violadas y grabadas en vídeo) aseguramos a un Esteban Morales Sánchez, que se cree impune, que venimos con material de artilleríaO dimite o sacaremos toda una munición que –ya lo advertimos- no son salvas de fogueo.

 

 

Y en esto llega Spiriman a desmontarles el cortijo

 

 

 

 

Y en estas, después de años de silencio y de sufrimiento para las dos grandes víctimas del caso de pederastia de Puente Genil, la niña violada y el policía que lo denunció y que permanece suspendido de empleo y sueldo y al límite de su resistencia económica y resulta que un médico granadino de atención primaria, el doctor Jesús Candel, conocido en las redes sociales como Spiriman, monta un pitote y es capaz de remover lo que en años, para satisfacción de los poderosos, ya permanecía en el olvido. Jesús Candel es un tipo especial, único e irrepetible. Le acusan de populista pero nada tiene que ganar y mucho ¡se lo he advertido porque de estas cosas –de manera empírica- algo entiendo! Y es mucho, muchísimo lo que pone en juego. Un quijote del siglo XXI, un tipo hasta las narices de que nos tomen el pelo y que, más allá de su buen trabajo como médico de la lamentable sanidad pública y a través de vídeos en redes sociales, consigue un número de fieles que ya son una legión: y retoma el caso de pederastia de El Sheriff de Puente Genil. Y se ayuda, nada menos, que de Mario Díaz, el letrado de la mayoría de las víctimas de la trama de pederastia de San Sebastián que ha conseguido poner el país patas abajo para sacar toda la mierda que incluye desde la Fiscalía General del Estado hasta la Teniente Fiscal de San Sebastián, desde la Juez Instructor del Juzgado donostiarra número 5 hasta el mismísimo presidente del Gobierno y deciden que esto no se para hasta que brille la luz.

Desde Podemos hasta VOX, desde el PP hasta el PSOE, pasando por Ciudadanos, tras intentar arrimar el ascua a su sardina y ver que no tenían cómo ni con qué, han declarado la guerra a este justiciero de las redes sociales.

Bueno, pues Spiriman no está solo.

Como ya hicimos con Mario Díaz cuando publicó su primer vídeo sobre trama de pederastia de San Sebastián, como hemos hecho contra el fiscal anticorrupción José Grinda por su implicación en dos casos de pederastia, como estamos haciendo con el casi olvidado Caso del Bar España… no vamos a dejarles solos. Vamos a volcar toda nuestra capacidad periodística en conseguir que esto no se cierre y a partir de ahora empieza lo bueno.

Pedro Sánchez está acosado por la pederastia y esto sí puede y debe costarle el puesto.

Por nuestra parte no va a quedar.

¡Adelante con los faroles!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en España

A Odón Elorza, el exalcalde de San Sebastián y diputado socialista en el Congreso, no le queda más opción que presentar su dimisión por sus reiteradas mentiras en relación a su implicación en el Caso Pederastia de San Sebstián. Anunció hace meses una querella contra La Tribuna y contra mí mismo... y aún la estamos esperando.

Publicado en España

Esteban Morales Sánchez, cacique político socialista y alcalde de Puente Genil, no puede seguir un minuto más al frente de la alcaldía por su participación en el intento de ocultación de pruebas y en la desaparición del pendrive con contenido pedófilo de la Casa Cuartel de la Guardia  Civil de Puente Genil.

Publicado en España

Desde el Fiscal Decano, Juan Antonio Merlos Chicharro hasta el anterior teniente de la Guardia Civil al mando de la Casa Cuartel de la localidad cordobesa, desde el alcalde socialista de Puente Genil, Esteban Morales Sánchez, ¡un chorizo que vive de la inacabable teta del erario público que sale del bolsillo de todos los andaluces!, que ya fue Delegado de Justicia en la provincia de Córdoba y que sigue siendo miembro de la Ejecutiva Regional del PSOE andaluz de Susana Díaz), desde el magistrado Iván Jesús Ruiz Hernández (uno de los tantos magistrados que subordinan su poder judicial al poder político y que se convierte en un felpudo de la presidenta de la Junta de Andalucía), desde la juez titular del Juzgado de Instrucción número 2, María Cristina Merino Ávila, desde el magistrado Miguel Ángel Pareja que absolvió al principal acusado, Lorenzo Humanez Aguilar, (más conocido por "El sheriff de Puente Genil) pese a que, hasta en tres ocasiones, la Fiscalía recurriera la absolución.

Publicado en España

¿Cuánto hubiéramos tardado en conocer que un “presunto” abusador sexual de menores es un Guardia Civil o un militar? ¿Cuántas manifestaciones habría generado? ¿Cuántos tuits lanzarían los políticos, siempre arrimando el ascua a su sardina? ¿Cuántos contertulios, hombres -y sobre todo mujeres- hubieran vuelto con el coñazo de “la cultura del heteroptariarcado” y la “violación unida a  vestir un uniforme y al fascismo”?

Pero claro, ¡cuán diferente es todo cuando los agresores sexuales son musulamanes!; ayer mismo mi hermano me decía: “Marcos, es que en tú periódico sólo sacáis las violaciones de los moros” y yo le contestaba: "es que para el resto de violaciones ya están TODOS los demás medios de comunicación". Si durante todo el día, cada vez que se produce un abuso sexual, las femipodemitas nos hacen sentirnos a todos los varones de este país como si fuésemos corresponsables, qué menos que exista un medio como La Tribuna de España que divulgue las violaciones que se cometen a diario “en el nombre de Alá porque aún se trata de algo mucho más grave: al aberrante hecho en sí de la violación se une el que el violador cree estar haciendo lo correcto, piensa que la mujer lo merece y lo hace porque se lo manda su puñetera y terrorífica religión.

Publicado en España

Que sigan acusándonos de xenófobos: como decía José Antonio Primo de Rivera "la verdad es verdad aunque consiga cien votos y la injusticia es injusticia aunque consiga cien millones de votos".

Estas verdades sólo las contamos en La Tribuna de España  y en La Tribuna de Cartagena.

Ningún medio de comunicación se hace eco y, si alguna vez lo hace, se les olvida este pequeño datos: los violadores son musulmanes y lo hacen porque las chicas son unas prostitutas, porque son unas herejes, porque merecen ser violadas y ellos cumplen con el Corán.

Publicado en España

Las femiestalinistas callan. No hay ningún movimiento en las redes sociales. No existen movilizaciones tipo "Hermana, yo sí te creo" o "Cuando violan a una nos violan a todas"; y eso que aquí no se trata de "abusos sexuales" (como en Pamplona)  sino de una violentísima violación. Y que la víctima solo es una niña de 17 años. Pero claro: los violadores lo hacen "en el nombre de Alá" y eso ya lo justifica todo para estas manipuladoras de la verdad y para los grandes medios de comunicación que son cómplices por silenciar la noticia.

Publicado en España
Página 6 de 7

Apoya a

Tu donativo nos ayuda a seguir contándonte lo que otros callan.