Martes, 18 Junio 2019

Bernard: "Un exconsejero del Banco de Santander me contó que Emilio Botín había sido asesinado”

PUBLICADO EL Miércoles, 03 Enero 2018 00:00 Escrito por

Miguel Bernard convocaba a los medios y no enviamos a cualquier reportero: Nuño Rodríguez, politólogo y analista político de lujo de La Tribuna de Cartagena estuvo en la Rueda de Prensa del exdirigente del Sindicato Manos Limpias.

Hay situaciones complejas derivadas de hechos enrevesados. Miguel Bernad, dirigente del que fuese sindicato Manos Limpias, afronta ahora una de esas situaciones. Este sindicato se personaba como acusación allá donde creían que debían hacerlo. Ahora Bernad se enfrenta a 25 años de cárcel, a sus 75 años ya cumplidos. Pocos sindicatos tienen una imagen pública tan negativa como tiene Manos Limpias, ni UGT ni CCOO con todos sus oscuros asuntos en tramas de corrupción como los ERE de Andalucía, o con su clara dependencia de la subvención pública.

[Img #8626]

Este pasado día 29 de diciembre Miguel Bernard salió a defenderse de ese escenario mediático que lo dibuja como un corrupto y peligroso extorsionador de bancos y personajes públicos.

Reunidos los medios de comunicación en un céntrico hotel de Madrid, Bernad tuvo la ocasión de defender su imagen ante el linchamiento mediático que ha sufrido su persona y el Sindicato al que representaba.

"Con mi entrada en prisión  se  quiso acabar con un Sindicato molesto -que denunciaba la corrupción del Estado- y desactivar la acusación a la infanta Cristina

Comenzó su defensa mediática comentando lo que a su parecer han sido flagrantes violaciones de sus derechos fundamentales, como su presunción de inocencia entre otros. Dentro de la Operación Nelson se le ha vendido ya como un claro culpable. “Tras una denuncia anónima, a su juicio opuesta al derecho penal y al proceso administrativo –dijo- comenzó una campaña de acoso y derribo contra él, contra sus allegados y contra Manos Limpias. Acorde a la defensa de Bernad en la investigación, se crea una narrativa para vincular las acciones de Manos Limpias y Ausbanc, la  Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios, para cuyo responsable, Luis Pineda, pide el Ministerio Fiscal 119 años de prisión.

Claramente, para Miguel Bernad y para su defensa,la investigación, la entrada en prisión y el linchamiento mediático tiene dos claros objetivos; primero acabar con un Sindicato molesto -que denunciaba la corrupción del Estado-, y segundo, desactivar la acusación a la infanta Cristina y conseguir expulsar a Manos Limpias del procedimiento de Palma de Mallorca”. Y a fuer de ser sinceros, ambas cosas parece que se han cumplido.

Según el responsable del disuelto Sindicato, “todo responde a un proceso político, ya que pasaron las líneas rojas permitidas por el poder al acusar a la Infanta.

Compadeciendo ante los medios, Bernad contó quese me detuvo sin que se me hubiesen notificado los cargos que había contra mí, y explicó cómo se le practicaron registros simultáneos en su casa y en la oficina del Sindicato, sin que se encontrase nada ni ilegal ni relevante.

Igualmente contó que “solicité una recusación contra el juez por enemistad manifiesta, y que esta fue desestimada”. Se solicitó para Miguel Bernard prisión sin fianza, debido al riesgo de fuga que vio el juez en su persona.

También Miguel Bernad denunció que “se permitieron en el proceso personaciones espurias, del partido político Podemos y de Diego Torres, acusado en el caso NOOS.

Continuó su defensa  y Miguel Bernad denunció “el tono de acusación temerario e intimidatorio con que el fiscal había redactado el escrito de acusación”. Ante esto y en este sentido, Miguel Bernard proclamó que “no voy a pactar nada con la Fiscalía porque no tengo nada que esconder -añadiendo que-es el fiscal el que tiene que demostrar las acusaciones”, reafirmándose en que él tiene muchas pruebas y razones para defenderse. De hecho esgrimió el Código Penal para leer como dicho código refleja que la extorsión ha de ejercerse con unos parámetros determinados que difieren del escrito de acusación del fiscal. Dijo el responsable de Manos Limpias que “no se ha conseguido construir un argumento jurídico creíble contra mí”.

La reinserción social es una falacia"

[Img #8627]

De su estancia en prisión relató que “se me obligó a recoger colillas y a limpiar letrinas, pese a que estos trabajos no están permitidos para mayores de 65 años. Intenté –añadió Miguel Bernard- dar clases de Derecho Constitucional, algo más acorde con mis capacidades laborales, pero me fue denegada esta tarea, incluso habiendo conseguido alumnos inscritos para ese curso”. Relató más penurias y vejaciones –que según el exresponsable de manos Limpias- ha sufrido en prisión, como el “llevarme conducido esposado y semidesnudo, con mis 75 años, al hospital de Alcorcón, para ser atendido de graves dolencias”.

Fue más duro Bernad cuando afirmó que que “la reinserción social es una falacia, que el sistema penitenciario no está enfocado a reinsertar socialmente a nadie”.

"Apelaron a mi sentido de Estado para que retirara la acusación la infanta Cristina

Sobre las acusaciones de extorsión que recaen sobre su persona fue sumamente detallista y explicó, desde su punto de vista, cada uno de los casos acusatorios. Rememoró en referencia al caso de la infanta comodesde La Caixa me transmitieron la petición de Zarzuela para quitar la acusación contra la infanta. Contó que le “apelaron al sentido de Estado y en ningún momento se me ofreció contraprestación alguna”. Según Bernard, esto ocurrió después “a través de Miquel Roca, mediante un bufete de abogados de Madrid”. Cuenta Miguel Bernad como “de inmediato acudí a un notario para hacer una manifestación de hechos pensando que era una trampa”.

"Un exconsejero del Banco de Santander me contó que Emilio Botín había sido asesinado

Sobre la acusación de extorsión a Ana Patricia Botín, Bernad expuso como un exconsejero del Banco de Santander se presentó en las oficinas de Manos Limpias con un acta notarial manifestando hechos, “inverosímiles-a su parecer-, donde se narraba que Emilio Botín había sido asesinado.

Según Miguel Bernadintenté contactar con el Banco Santander para comunicarles los hechos pero los intentos fueron infructuosos, con lo cual decidí dejar constancia en el Ministerio Fiscal, llevando una copia del acta notarial que le habían entregado a las dependencias del organismo.

Sobre la supuesta extorsión a Unicaja, el que fuera responsable de Manos Limpias se remitió a una nota emitida por la Entidad donde declaraban que nunca habían sido objeto de extorsión alguno.

Finalizó su defensa  ante los medios anunciando que “muchas de las personas implicadas en los hechos que se me imputan, son personas públicas con responsabilidad en los organismos del Estado, y van a ser llamadas por mi defensa para declarar en el juicio”.

Igualmente anunció para la semana entrante que presentaría datos concretos sobre los dirigentes secesionistas de Cataluña, para que la Justicia pueda obrar mejor en este asunto.

"

Comenta esta noticia